zarza rastrojera

Desde finales del verano hasta bien entrado el otoño las moras silvestres son un regalo para los que andan por los campos. Este arbusto espontáneo de tallos largos y leñosos con multitud de espinas ganchudas o rectas de la familia de las rosáceas, como el cerezo, Prunus avium o el espino blanco, Crataegus monogyna, y tiene gran variedad de especies –Rubus caesius (zarza terreña), flagellaris, fructicosus (variedad cultivada en los jardines), ideaus, macropelatus, ulmifolius, ursinus, etc.- por su facilidad para crecer en cualquier terreno húmedo. Entre mayo y septiembre presenta flores rosas o blancas que crecen en solitario o formando vistosos racimos. Su fruto, una pequeña bola rellena de bolas, es de color rojo cuando no ha madurado y más oscuro, casi negro, cuando se puede comer, según las zonas, desde finales del verano hasta bien entrado el otoño. Las zarzas siguen siendo útiles protectoras de huertos y cultivos de los animales, incluso de los más pequeños. El que desde 1975 es el barrio más densamente poblado de Europa, Zarzaquemada, se asienta sobre los terrenos que hasta entonces eran las huertas que dieron fama a una de las zonas de cultivo más cercanas a Madrid, tradicional proveedor de las verduras más frescas de la capital y su nombre hace alusión a la quema de rastrojos una vez recogidas las cosechas. Las últimas zarzas de Leganés se pueden ver por el arroyo Butarque a la altura del barrio de La Fortuna. Otros nombres de lugares como Moralzarzal o El Moral también hacen alusión a un árbol de frutos muy parececidos en el nombre y en la forma, aunque no tanto en el sabor: el moral, Morus nigra, árbol de gran porte cuyas hojas se emplean para alimentar a los gusanos de seda. Las zarzamoras son un fruto energético que se come crudo, incluso recién cogido de la planta, y en preparados de cocina para postres, mermelada y licores. De las variedades ursinus y macropelatus se ha obtenido el frambueso por hibridación. Para elaborar licor de moras se emplea una cantidad proporcional de frutos al recipiente que se va a emplear. Después de lavarlas concienzudamente eliminando los restos de tallos y pajas que puedan quedar adheridos al fruto, se echan en el recipiente apropiado, mejor de cristal y con cierre hermético y se rellena con aguardiente tradicional o para los que prefieran preparados más suaves, ginebra o licor de cerezas (kirch).

#fotofacil diafragma f

Nadie ha inventao la mirada poética, la que se posa sobre las personas y las cosas y evoca pequeños sucesos que aunque están atados a su espacio y su tiempo permanecen en la memoria, bien porque ya estaban -una luz, una mirada, una sombra, un vacío, un reflejo, una coincidencia, un encuentro- o porque se incorporan nuevos. Las imágenes también son experiencia, información, enseñanza para la vida, para vivir. Podemos ir a los sitios que ya hemos visto en imágenes y pasear nuestra propia mirada y no se contradice con las demás, al contrario, todas las miradas pueden ayudar a nuestros ojos a ver. Algunos encarcelan la poesía entre los barrotes de otro libro pequeño y normalmente breve sin darse cuenta que son muchas las formas en las que el sentimiento poético puede manifestarse. La Alhambra de Granada es una de ellas: las paredes interiores de los palacios y las torres están decoraos con poemas epigráficos en caracteres árabes de al menos 3 poetas. Estos poemas se iluminan cuando la luz del Sol atraviesa las ventanas y los arcos. De la misma manera, algunas imágenes afortunadas (igual que algunas melodías pop y rock, igual que algunos dibujos iluminados con colores) se quedan grabadas en el cerebro y se iluminan cuando otras imágenes parecidas o sucesos reales semejantes pasan ante esa ventana del cerebro que son los ojos.

culos tetas picantes Otros Prestige Velero Lenguaje callao de los barcos Otros Prestige Lenguaje callao de los barcos

el diafragma

Es el mecanismo más característico, genuino y diferenciador de las cámaras oscuras, también de las fotográficas, de las imágenes y de la visión. Fue Daniele Barbaro en 1568 quien sugirió colocar un diafragma en la cámara oscura para ver más nítidas las imágenes operando desde dentro. Aunque al plano focal por el que circula la película fotográfica en las cámaras modernas siempre tiene que llegar la misma cantidad de luz, no siempre se dan las mismas situaciones: hay diferencias entre la luz del día y la de la noche, entre la luz natural y la artificial, entre un interior y un exterior, entre una superficie que refleja luz y una superficie opaca, etc. Las cámaras fotográficas tienen 2 dispositivos reguladores de la luz, un obturador que se abre o se cierra durante más o menos tiempo, entre 1/1000 de segundo y disparos de varios segundos y un dispositivo propiamente fotográfico que es el diafragma, el pequeño orificio por el que entra la luz en la cámara oscura, también conocido como la abertura. A lo que más se parece es a la niña o círculo negro central del ojo humano, incluso en su funcionamiento: cuanto mayor es la abertura del diafragma mayor es la intensidad de luz que recibe la película. En términos generales, pues también depende de otros factores, cuando hay menos luz el diafragma debe estar más abierto y cuando hay más luz el diafragma debe estar más cerrado. Si aumentamos el tamaño del diafragma aumentaremos la claridad de la imagen, pero empeoraremos su definición en los planos situados por delante y por detrás del motivo o sujeto al que hemos enfocado. Es uno de los resultados visibles en las imágenes de reducir a un plano una escena de 3 dimensiones, el resultado también de la mejora que se obtiene al colocar delante del diafragma una lente convergente, más gruesa en el centro que en los lados. Por efecto de la superficie curvada de la lente los rayos de luz que la atraviesan se refractan hacia el eje óptico o centro de la imagen y llegan perfectamente enfocados, como puntos de luz al plano focal por el que circula la película fotográfica; mientras que los rayos de luz que entran por los bordes de la lente llegan al plano focal desenfocados, como círculos de confusión y no como puntos de luz. La abertura del diafragma se expresa mediante la llamada "escala f" y sus valores de mayor a menor son f/1.2, f/1.4, f/2, f/2.8, f/3.5, f/4, f/5.6, f/8, f/11, f/16, f/22 y f/32. El valor f/2 es una abertura muy grande y el valor f/22 es muy pequeña, cuanto menor es el número del diafragma la abertura es más grande y cuanto mayor es el número, la abertura es más pequeña. La relación de estos valores entre sí es la de doblar el valor anterior, f/2 es el doble que f/4, aunque también pueden aparecer en la escala "f" de algunas cámaras pasos intermedios y en la mayoría de los objetivos se puede situar el diafragma entre dos valores. El f/8 es el diafragma medio y para algunos fotógrafos e incluso asociaciones de fotógrafos, como la llamada F8, es el único. La escala f o escala de diafragmas es más o menos amplia según los objetivos y el valor que se tiene en cuenta es el de mayor abertura del diafragma, que está relacionado con la denominada luminosidad del objetivo. En la escala f se expresa con un "1" el valor de máxima abertura posible según el plano focal de la cámara, seguido de ":" y el diafragma más abierto del objetivo. Con un objetivo 1:1.2 se ven las cosas más claras que con un objetivo 1:1.4 ó un 1:2.8 ó un 1:5.6. El valor de un objetivo y su precio viene determinao por la máxima abertura, cuanto más abertura más claro se ve y más caro cuesta. Los hay de valor incalculable, objetos únicos como el 1:0.7 que la NASA, su creadora y propietaria prestó a Stanley Kubrick pal rodaje de escenas de época iluminadas con velas de Barry Lyndon en 1975. El valor de máximo cierre suele ser irrelevante a partir de f/11, f/16, f/22 e incluso f/33. Si hay tantos diafragmas en la "escala f", pues realmente bastaría con 3, el abierto, el intermedio y cerrado, es para compensar cómodamente la exposición de acuerdo con la escala de velocidades de obturación y no porque los fabricantes de cámaras quieran amargar la vida a l@s fotógraf@s.

Diafragma en relación con el enfoque

Un sujeto u objeto fotografiao está enfocao correctamente cuando la distancia entre la lente más exterior del objetivo y el plano focal de la de película es la óptima. El enfoque por telémetro de algunas cámaras clásicas como la Leica está basado en un sistema parecido al de los ojos humanos: son 2 dispositivos, uno de los cuales mide la distancia real de la escena y otro la distancia ideal o fantasma de la cámara. Cuando se hacen coincidir los 2 está enfocado. Con las cámaras réflex no se plantea este problema porque vemos la escena a través del objetivo, igual que la película y en su mismo plano focal, pues el visor está justo encima del lugar por el que pasa la película fotográfica. Algunas cámaras réflex incorporan además un sistema de telémetro en el centro del visor. Los objetivos réflex "autofocus" hacen esta operación mediante uno de los 3 computadores que suelen tener estas cámaras: uno para la distancia focal o enfoque, otro para el fotómetro y uno más para el motor de arrastre; por eso gastan tantas pilas. El diafragma incide directamente en el plano o los planos que aparecen enfocaos en las fotos. Cuando se enfoca una escena siempre se hace teniendo en cuenta la distancia a la que se encuentra el motivo principal que se va a fotografiar, pero dependiendo del diafragma que hayamos elegido aparecerán enfocados más o menos planos de la escena por delante y por detrás del motivo principal. La distancia entre el plano más cercano y el plano más lejano de los que aparecen enfocados en una foto es lo que se denomina "profundidad de campo", aunque resulta mucho más comprensible hablar del plano o los planos que aparecen enfocados, como en el cine. La menor o mayor profundidad de campo de una foto depende de 3 factores: la abertura del diafragma, la más importante, el tipo de objetivo empleado (con un objetivo gran angular, la profundidad de campo, incluso a máxima abertura, será mayor que la de un teleobjetivo, que comprime los planos) y la distancia desde la que enfoca la cámara (no es lo mismo enfocar a distancias microscópicas que enfocar a infinito, cuanto más lejos está el objeto enfocado, mayor es la profundidad de campo o de planos enfocados y viceversa). En términos generales los fotógrafos deben recordar que cuanto menor es la abertura del diafragma (f/11, f/16 o f/22) mayor es la profundidad de campo y cuanto mayor es la abertura del diafragma (f/2.8, f/5.6) menor es la profundidad de campo. En los valores de la escala f intermedios la profundidad de campo es intermedia. La profundidad de campo o de planos que aparecerán enfocados en cada foto no se ve por el visor de la cámara ni en ningún otro indicativo (en algunos objetivos sí aparece una minúscula escala de profundidad de campo), tenemos que imaginarlo y esto sólo se consigue manejando con conocimiento de causa el mecanismo del diafragma en relación con los otros mecanismos de la cámara. Una vez elegido y enfocado el motivo principal de la foto el fotógrafo debe decidir si le interesa el contexto en el que se encuentra situado el motivo principal: si le interesa algo más, por delante y por detrás del motivo principal, debe cerrar el diafragma (f/11, f/16 ó f/22) y si no le interesa debe abrir el diafragma (f/2.8, f/4 ó f/5.6). El valor intermedio es f/8, considerado por algunos fotógrafos y estudiosos como el diafragma más genuinamente fotográfico. También es el más aconsejable cuando el fotógrafo no quiera tomar ninguna determinación respecto del diafragma.

Diafragma en relación con el flas

Una excepción en los valores equilibrados de la exposición a la luz es el disparo con flas, dónde cuenta el máximo valor de sincronización con el obturador para obtener imágenes con toda la mancha iluminada por igual: las Canon analógicas réflex sincronizan en un valor intermedio de aproximadamente 1/90 de segundo representado en el anillo de velocidades por un rayo y las Nikon equivalentes unos apreciables 1/250 de segundo que las hacen más aptas para las escenas deportivas en espacios cerrados y las tomas nocturnas de escenas en movimiento con iluminación artificial. Una vez sincronizado el flas en el punto obligado o a velocidades más lentas si se persiguen efectos con el diafragma se regula la cantidad de luz casi siempre en términos de distancia del modelo respecto del flas, cuanto más cerca más cerrado, como en las tomas macro, a 1,5 metros dan su mejor rendimiento con diafragmas 1:8 ó 1:11 dependiendo de la luz ambiente que puede haber -el flas rellena las sombras duras cuando pega el Sol al modelo, por tanto la exposición sigue siendo la de la luz mayor, la del Sol, pero el obturador debe sincronizarse como máximo a la velocidad recomendada por el fabricante si no se quieren lados oscuros en las imágenes- corresponde a un retrato en plano americano y cuerpo entero y se obtienen fotos oscuras a partir de 3 metros, por eso los grupos numerosos de noctámbulos siempre salen en imágenes oscuras o movidas.

Nick Klapton is the sheriff #graffiti ciclogénesis viento lluvia

Figar fuera de la politica salpicada por la Punica

setas orejas de Judas Auricularia auricula Judae

– Los errores huyen de los conocimientos más rápido que las cucarachas de la luz, Will David Mitchel, Java sin errores 2001. Corría 1945 y en la universidad de Hardvard se preparaba un proyecto llamado Mark I. Esta impresionante máquina de más de 15 m. fue construida por IBM con llamativas y costosas cubiertas de cristal. Mientras que Grace Murray Hooper programaba en este PC, se produjo un error. Tras investigar las posibles causas descubrió que el causante de tal contratiempo era un pequeño insecto, bug en inglés. En su cuaderno de trabajo anotó el problema con la frase: “Relay 70 Panel F (moth) in relay”, y junto con ella pegó con adhesivo el bicho que había encontrado. A partir de ese momento se acuñó el término bug para describir los errores o fallos internos en los sistemas operativos, aplicaciones y programas. Su uso se ha extendido, empleándose actualmente para referirse a cualquier error relacionado con el software e incluso con el hardware. Años después la misma programadora presentaría el primer compilador y posteriormente, la primera versión del lenguaje COBOL (Common Business Oriented Language). Cualquiera diría que la frecuencia de errores informáticos en universidades, Contabilidad falsa en las antiguas cajas de ahorro, por ejemplo el cargo a las #tarjetasblack de representación compras en lencería a altas horas de la madrugada en sitios pocos recomendables, igual que el trato que se da a los equipos informáticos de sindicatos y partidos, no son sino el monstruo o pesadilla ce confundir y tratar el software como si fuera hardware, a martillazos. De todas formas, cuando Cifuentes cursó su master en la Universidad Rey Juan Carlos del que no le vieron el pelo ni los otros alumnos, Lucía Figar era consejera de educación desde los gobiernos de Aguirre, Granados y González a patir del Tamayazo 2003, incluso se apuntaba su salto en la prensa monárquica al gobierno de M. Rajoy, cuando fue salpicada por la Púnica en forma de pagos con dinero público por campañas de imagen a Alejandro de Pedro, algo que en su momento a Cifuentes, que era delegada del gobierno en la Comunidad de Madrid, no pareció importarle ni le parecío mal la actuación de Policía y Guardia Civil que dirigía. Por aquello de que ninguna obra buena debe quedar sin su correspondiente castigo, Clara Eugenia Núñez, profesora de la UNED y autora de Universidad y Ciencia en España, claves de 1 fracaso y vías de solución, publicada a finales 2013, participaba en otro debate TV sobre el tema de su especialidad 10 años antes, cuando la vio Esperanza Aguirre y la reclutó como directora general de universidades con la misión de regenerar las instituciones. La tarea se truncó en 2005, cuando nombró a su jefa Lucía Figar, con la que trabajó, es 1 decir, hasta 2009 que la cesó con el enfrentamiento que aparece relatao tal cual en el libro: la consejera y su subordinada hablaban de los IMDEA, ambicioso programa científico que pretende atraer talento a la comunidad de Madrid, carente de masa crítica de investigadores. Fue en ese contexto cuando Figar dijo a la directora general:
– Me dicen que tus investigadores no asisten a las reuniones ni a comités, se limitan a investigar. Ya sé que publican muchos papers, pero ¿quién les dice en qué tienen que investigar?, preguntó.
– Si hubiera que decírselo, no serían investigadores.
– Claro, claro, siguió argumentando la consejera, pero además de investigar, ¿qué hacen?. Al poco tiempo, la directora general fue destituida de su cargo y tanto el libro, como probablemente la filtración del turbio asunto de cheque bebé siguen siendo su vendetta después de 5 años, que se dice pronto, de tormentosa relación en los que las iniciativas regeneradoras de lo que parece panorama decrépito desde antes de las protestas (no hay masa crítica de investigadores científicos ni practicamente de ninguna otra disciplina intelectual, por lo que no hay referentes ni siquiera criterios) eran despreciadas. El relato parece se aplicación pura y dura de la jararquía, la Figar, que parece que no tiene muchas luces, se limita a ser otra arrastrada ante sus superiores y extraordinariamente déspota con sus subordinados, equipo magnífico que heredó de Gustavo Villapalos, profesor de dilatada experiencia muy bregao en luchas estudiantiles desde los #años80, yo fui representante estudiantil en la Universidad Complutense y traté en varias ocasiones asuntos diversos contando con su presencia e interés. Después seguí tratándolo como periodista en sus visitas ya de consejero de Educación a la zona S de Madrid y puedo asegurar, supongo que como cualquiera que lo trató, que no era sectario y al menos por su impulso (durante su mandato se abrieron muchas universidades públicas y privadas, quizá demasiadas, pero en su descargo se debería reconocer que muchas en barrios y zonas suburbiales que nunca hubieran soñao con algo parecido, y aunque solo hubiera sido continuador de planes anteriores, yo tengo esas fotos inaugurando campus, renuniéndose, visitando…) era herencia difícil, pero lo que menos se merecía era que lo echara a perder 1 incapaz. ¿Cuál se su encanto? Pues dilapidar 1 herencia como mínimo apreciable y amargar la existencia de personas exigentes y con iniciativas se notaría en seguida.
Lecturas: Universidad y Ciencia en España, claves de un fracaso y vías de solución, Clara Eugenia Núñez, Gadir ed. 2013.

las llamaron revueltas | gurú tururú | Bárcenas PIM PAM PUM

Scutiger pes caprae, sabatera Alamo blanco, Populus alba escabeche setas Montseny oportunismo y desfachatez Los 3 avisos