PODEMOS_GLOBAL política economía blogroll

12May/100

apestando la Tierra


Ahora mismo en Afganistán e Irak, antes en Rusia durante las 2 guerras mundiales del siglo pasao, aún antes en España y otra vez Rusia como respuesta a las invasiones de Napoleón, a los invasores les resultó incluso fácil conquistar las principales ciudades hasta llegar a controlar sus capitales en poco tiempo, mientras que la resistencia y posterior reconquista o intento llegó y sigue llegando desde el campo.Nos desayunamos con las fotos de famélicos caballos de raza o encaste adquiridos poco antes como lujosos caprichos muriéndose de inanición en los picaderos donde los han abandonao sus dueños junto con los pufos de no pagar siquiera sus gastos mínimos desde hace meses, pero esa no es sólo la negra estampa de los hasta hace poco nuevos ricos cuyas mujeres, antes inaccesibles, están volviendo a verse desnudas por las revistas & televisiones a cambio de sumas de dinero que si fuera para pagar el alimento de sus mascotas se verían con gusto, pero es el campo el que se muere o se está dejando morir, pues también se han abandonao muchos cultivos de naranjos y almendros hasta en terrenos de regadío con el gota a gota ya instalao, pero que no se riegan ni se regarán en mucho tiempo porque para sus dueños los gastos superan con creces los ingresos contando con la mejor cosecha mientras que otra mala helada o granizo podría arrinarlos de por vida enloque parece otra revuelta de Tierra contra sus explotadores que, al contrario de lo que se cree no son los que la viven o más exactamente la sufren día a día, que en cualquier caso también son explotaos y de qué manera por los mismos señoritos exhibicionistas, sus tenebrosos lacayos paniaguaos y en general trepas, arribistas, cebones, ventajistas & farsantes de siempre, ya fieramente convencidos en los campos abandonaos que en esa isla rebelde queseles ha revuelto Madrid estamos tocando fondo en la afanosa búsqueda del esquivo tesoro sin otros resultaos que recordar lejanamente las también acendradas creencias de algunas tribus también perdidas por las islas de la Nueva Guinea del oceano Pacífico, alotro lado del planeta Tierra en el cargo fantasma que hasta el momento les podría llegar por mar como naufragio y también por aire enforma de aterrizaje forzoso pero que sinos dejan un poco más alomejor les pegamos otra sorpresa bajo sus pies a nada que se desvíen los cuernos de lo que ya parece otro monstruo pensante porsu cuenta, como SITEL. La mariposa Autographa gamma Linnaeus 1.758, así llamada por la vistosa y griega de sus alas, gamma en griego migra en primavera hacia el N en busca de temperaturas más soportables para pasar el verano. Por unos días se pueden ver grandes bandadas, incluso durantel día, aunque prefieren las sombras atravesando la península Ibérica, lo que tampoco pasó desapercibido a los responsables del ministerio de medio ambiente que las denunciaron como plaga y a punto estuvieron de fumigar con insecticidas los parques naturales de Extremadura aunque por fortuna cuando repararon ya se habían puesto a salvo. Coincide el abandono de cultivos y ganao con el golpazo certero, es posible que definitivo contra el teatro clásico en lengua castellana antigua por si no estuvieran ya aquejaos, el teatro y la lengua clasic@s de todos los males, sino que el peor parece resultarles impronunciable a los actor.es del griterío, más acostumbraos a que se subtitulen o doblen lo que cuanto menos deberían ser sus voces para concurrir a las subvenciones que dan riguros@s censor.es a los que, como el riego de los cultivo y el agua que gastan los pobres animales domésticos, hay que pagar sí o sí, para lo que necesariamente necesitan adatador@s que los llaman y que más parecen resúmenes apresuraos de los argumentos porquel español gritao ni siquiera es cosa de la lengua y el verso sino de las gargantas y hasta estómagos agradecidos, como sus bolsillos.

Bibliografía: Juan Antonio Llorente, Historia crítica de la inquisición española, siglo XVIII.

Lisboa Portugal #EcceHomo Morales caparazón ideológico hueco

Share