PODEMOS_GLOBAL política economía blogroll

22Jul/140

que venga el lobo

Caperucita Roja en Sol
Cuenta la leyenda que cuando Quentin Tarantino quiso conocer las instalaciones de la ciudad del cine de Valencia le impidieron la entrada porque no era conocido; y en fechas recientes se ha sabido que cuando el arquitecto Norman Foster presentó los planos de su museo o mausoleo a construir en Madrid, todavía hubo 1 asesor de Botella que se permitió hacerle correcciones a lápiz en sus planos. En España es relativamente frecuente que los asuntos se eleven hasta el típico palurdo con gorrilla que fiel a su designio se siente obligao a intervenir, lo que no ha hecho sino agudizarse con dirigentes que se equivocan, o eso dice, piden perdón, algo opcional, y les aplauden a rabiar mientras tipejos con pinta sapos mutantes ponen la mano en el fuego porque dicen que los conocen, demostrando que por si fueran pocos esos imbéciles, encima encuentran cobertura. Yo esto lo he visto y vivido en mis propias carnes infinitas veces, y creo que soy de las pocas personas que aún me atrevo a plantar cara de manera expeditiva a ese tipo mamarrachos que no se a quién o a qué causa favorecen. Digamos que hay 1 momento que me planto y de ahí no me sacan. Recuerdo unas cenas de periodistas de a pie que conspirábamos contra nuestros respectivos amos en la que 1 de mis #frases:
- Hay que saber retirarse a tiempo, hizo fortuna entre mis compañeros cuando yo, que era el sherpa de la zona y de la cena, por algo era el fotógrafo de varios de estos periódicos que se buzoneaban, quería decir que antes de acabar en el puticlub o la cafetería del tanatorio, si eras capaz de conformarte con cenas divertidas y charlas de sobremesa picantes con los compañeros, pero luego irte a dormir, se puede ser feliz o al menos estar relativamente a salvo de los que nunca fallan: los tontos y sus tonterías. Y conste que solo me da asco las veces que la cagan y al no afectarles a ellos o solo de manera residual, encima se alegran. Es su condición llamada humana, pero aún así, aunque con frecuencia se considera crueldad desmedida mi actitud, pues a lo tonto también se hunden bancos y chiringuitos financieros, quiero decir por las tonterías de sus partícipes, la salvación de esa bazofia es cuando se paga a pachas, que es a lo que me niego y me resisto.

Share