– Hay que picar

Sombreros

2 derribos 2 propinó el toro negro de nombre Cupletero de 562 kilos, nacido en la ganadería Cortés en noviembre 2005, encastao en lo que parece nueva mezcla explosiva a la vista el resultao de Victoriano del de Atanasios y Lisardos al castoreño, llamaos así por la piel del sombrero que los distingue en las plazas, Jesús Arruga de cariñena y azabache. Del cariñena, color de fondo del traje Torer@ de Arruga, se puede decir lo que se quiera, como de las exposiciones de las mujeres de los fotógrafos más presuntosos metidas a ídem quenos muestran las florituras los trajes por el cogote, porque de picar, lo que se dice picar sólo se puede decir que Arruga no vió al toro. Bien es verdad que desde que se prohibió entrar litronas gaseosa a las plazas toros durante las corridas se perdió la llamada suerte de varas y el resto camada que sirvió Victoriano, fundador de la ganadería de su marca en 1997, recordaron más el encaste Domecq predominante que el Atanasio – Lisardo del lote los Bayones que adquirió en 2000 y que, siempre según el ganadero, ha mantenido en pastos separaos y sirve bajo la marca Cortés cuya antigüedad en las Ventas, 1ª lidia completa, data del 6 mayo 2007. No fue memorable la participación de Arruga, que no diré picar lo suyo, pero los 2 derribos 2 en 2 entradas 2, pues fue levantar el caballo y cambiarse el tercio, también pueden ser por espejismo del cariñena ya que la casualidad no existe. Las evidencias y testimonios del pasao remoto, aunque no tanto, muestran juegos más parecidos a las malas artes de la guerra, de la lucha, de la caza que a gambeteos de salón de te y exhibición de ejemplares seleccionaos en pasarelas de lo que nos quieren hacer creer. Las carreras de carros, los bólidos más antiguos de la velocidad, los secretos de la navegación a vela mejor que el siempre cansino remo, las artes de la doma y el pastoreo tenían su escenario igual que lo tenían las máscaras cariacontecidas de los dramaturgos y trovadores. Al picar se hiere al toro en el morrillo con la garrocha intentando detenerlo cuando embiste al caballo. Las 2 círculos concéntricos 2 dibujaos en las plazas marcan la distancia mínima desde la que el toro debe acometer al caballo desde el interior del anillo, menos no vale, cuanto más lejos mejor. En los concursos de ganaderías se pica a los toros 3 veces 3 al menos desde la distancia mínima marcada. El picador encargao de cada toro se sitúa en el punto más alejao del toril, guardado por el picador secundario al que también puede embestir y debe defenderse pero no debe citar como cita el picador principal y si es posible los Torer@s y subalternos deben evitar ese encuentro. El alejamiento del toril en la llamada suerte de varas y también al ser estoqueado demuestra la bravura o mansedumbre de los toros. Sólo los picadores y los Torer@s visten adornos y bordaos de oro en los trajes de las corridas. El sombrero llamao castoreño que lucen los picadores acabao en el barboquejo que lo ata a la barbilla como antiguamente la montera a los de a pie debe su nombre a estar hecho de piel de castor. La llamada suerte de varas es la escena típicamente campera de nuestros cawboys particulares con su garrocha o vara de más de 2,50 metros y menos de 2,70 acabada en una puya y el caballo acorazao para que no pueda huir o sí, sus instrumentos de trabajo en el campo bravo. Al contrario de lo que se cree los toros de lidia nunca han sido ejemplares salvajes capturaos en la reserva sino resultaos de rigurosas selection | Selecció | Selección en los cruces por siglos a los que se deja crecer unos años más del momento en el que alcanzan su máximo índice de masa corporal y se los convierte en hamburguesas, balones y calzao deportivo. Antíguamente los Torer@s vestían con trajes hechos de cuero y llegao el día de la fiesta o ritual de sacrificio de origen prehistórico los toros, siempre los machos más bravos eran conducidos o encerraos en las plazas preparadas al efecto, una especie de corrales sin forma definida al que deben estar acostumbraos los toros que después de picarlos desde los caballos los valientes del lugar toreaban con engaños de telas y palos y al final, cuando estaban rendidos les daban muerte a espada o estoque, en los inicios al libre albedrío de los Torer@s hasta que se convirtió en obligación de los más experimentaos.


Coprinus micaceus

las chicas son blogueras


No soy otra de esas, y no teman tampoco por mí, pues mientras los enterradores de la alegría de los telediarios y tontulias de corbatas de muestrario contaban a nuestras mamá y ascendientes que los cybernautas éramos la mayoría gordos barrigones medio lelos, adictos a los videojuegos y el fútbol de pago, me trabajaba las plataformas de teleoperadores, que debería decir teleoperadoras, no había más que levantar la cabeza y ver surcos interminables llenos de cabecitas locas, algunas de las más bellas que he visto nunca, incluido el plasma comercial, de esas deslumbrantes compañías que te hacen sentir mal mirao en los transportes públicos sacándote defectos, ya que con ellas no pueden, y 1 especial que cuando hacía guardias los finde de mi turno, además de llevarse su portátil y darnos sesiones de vídeo que te hacían llorar de risa, a última hora se cambiaba en los sanitarios, pues ejercía de gogó de rompe y rasga en los mejores garitos de la capital por las noches y venían a buscarla los gorilas a la salida, pero antes se nos enseñaba en pasarela para que engordáramos su autoestima si cabía, yo era el único varón en ese turno, aunque me trataban con tanta confianza como si fuera 1 de las suyas, y por eso podía mirarla desde los tacotes hasta cómo se había maquillao y de cerca, de hecho me pasaba su móvil para recordarse, como si se pudiera olvidar. No me gusta el fútbol ni gratis, vamos que trabajaba los finde temporada con 1 gusto pero que te cagas sin enterarme de los resultaos de la quiniela ni la verborrea interminable de esas voces atipladas y a veces etílicas que se parece que se tapan la nariz cuando gritan, como los imitan los niños, no sé si lo he dicho más veces pero soy tan alérgico al juego como a las que se visten de sotanas y ropajes para impresionar a la carcunda. Los días de diario, a veces en mi coche y otras en transporte público, también estaba realmente guapa aunque fuera en chandal y bostezara de vez en cuando, y hasta se durmiera alguna vez sobre mi hombro, pero otras veces manteníamos conversaciones picantes y a veces profundas sobre lo que luego se confirmó: las #iRedes #SocialMedia están realmente colonizadas por mujeres de rompe y rasga, miren si no los censos y listaos de Academias de mecanografía y contabilidad, también son mayoría de lectoras, y lo mismo los nombres de bloqueros que van trascendiendo, a veces por sus propios méritos, son casi siempre femeninos; y lo que es peor, a medida que las mamás antes alérgicas a cualquier otro dispositivo electrónico que no fuera el teléfono han ido enganchándose al WhatsApp, pues los gordos esos de las tontulias serán de los que ven los telediarios hasta los minutos de teletienda camuflaos de noticias, y lo mismo los programas de plasma que se pretenden solo aptos para imbéciles autosatisfechos de la misma idiocia de los dirigentes que rompen ordenadores cuando se sienten amenazaos y ni siquiera se limpian la baba en las entrevistas de pascuas a ramos que conceden, casi mejor que la tendencia sea que algunos aparezcan poco y se hagan los muertos porque creen que son los corruptos que celebran los pelotazos con volquetes de putas lo que envidian la mayoría silenciosa que los vota, y que no coincide ni se parece a lo que en realidad ha llegao a ser la red de redes. Por tanto, felicidades en su día, y gracias por dejarme curiosear y de vez en cuando participar hombro con hombro en sus acciones, el infiltrao en la blogosfera, palabra además femenina, soy yo.
#kebuenasummerfest