Ministerio de la Verdad

pink floyd the other side joy eslava

El Ministerio de la Verdad de George Orwell en 1984, consiste básicamente en reescribir la historia al gusto de la clase política totalitaria dirigente. Cuando alguna universidad de Estados Unidos se planteó la búsqueda de mensajes venidos del futuro, no tanto de otras galaxias y civilizaciones del Universo, algo inconcebible, sino de la Humanidad de lo que ha de venir, y no tanto cuerpos humanos, sino mensajes, hipótesis realmente verosímil si esos mensajes o señales viajan a velocidades que hoy día son impensables en el espacio, pero sí en sentido contrario al de la rotación de la Tierra, además de tomarse en serio el asunto 1 universidad creo recordar que del estado de Michigan, se trataba de buscar rastros y pruebas que hubieran dejado olvidadas nuestros singulares visitantes. En la obra monumental de ciencia ficción de Orwell, que pienso que no es exactamente 1 novela tal como la concebimos, el protagonista del relato se dedica a reescribir las noticias de periódicos y medios de comunicación, por entonces la radio desde 1918 y la televisión inventada en 1939, mientras que el relato original está escrito después de la segunda guerra mundial, con experiencias del escritor inspiradas en la guerra civil española y el referente inequívoco de Stalin y su sistema político totalitario, pero sería basicamente como esos rastros invisibles de nuestros visitantes del futuro que buscan los universitarios norteamericanos. En las secuelas del #coronavirus #covid19, realidad omnipresente desde el 30 diciembre 2019 que se declara oficialmente en Wuhan, China, veo al menos 2 de estos rastros que demostrarían a quien lo quisiera ver, algo sobrenatural.
1 coches de policía y oficiales de Guayaquil, ciudad de Ecuador más golpeada por la pandemia, en la pista de aterrizaje de su aeropuerto para impedir aterrizar al avión que se disponía a repatriar a 1 grupo de enfermeras españolas, de las que se ofrecía su imagen en programas de televisión españoles, y se veía que no había ningún enfermero, y no tanto que sea machista, que habían viajado a 1 congreso de su especialidad. Al día siguiente la alcaldesa que dio la orden declaró que fué infectada y en días sucesivos aparecieron imágenes de las calles con cadáveres hacinados en sus aceras, macabra imagen que cualquier dirigente que se precie quiere evitar.
2 declaración de 1 jefe de servicio del hospital santa Lucía de Cartagena, región de Murcia, jactándose de haber conseguido doblegar al #coronavirus #covid19 aislando rigurosamente al único caso importado desde Madrid. Al día siguiente trascendió la noticia de que otra partida de mascarillas importadas desde China por el Ministerio de la Verdad español, también eran defectuosas, como los tests de alcoholemia, y precisamente este hospital que se declaraba vencedor y a salvo de la pandemia, se declaraba 65 casos de sanitarios en cuarentena por haber usado esas mascarillas que no protegía, igual que otros tantos en Cádiz y Galicia entre otros cuyos dirigentes políticos se declaraban vencedores de la pandemia. Hasta que leí las 2 caras del fact-checking, firmado por Inmaculada Cobo, el singular Ministerio de la Verdad español, necesariamente después del 18 abril 2020 que fue publicado impreso, me sentía desconcertado por haber sido admirador de las intervenciones de Clara Jiménez y de su sección titulada Maldita Hemeroteca en el programa de televisión llamado el Objetivo de Ana Pastor, algo que no se me ocurre mayor mentira, pues cuando supe que 1 ó los 2, ahora peleados, firmaron 1 acuerdo de colaboración comercial con Facebook, otro gigante de la comunicación y más en estos días de encierro del que se puede pensar y hacer lo que se quiera, pero esto ocurrió después del escándalo de Cambridge Analitica y la elección de Trump en Estados Unidos, el #Brexit en Reino Unido y no sé si alguna alección más, claramente manipuladas mediante el procedimiento de las cuentas falsas como las del ministerio de Sanidad español a favor de Illa y Simón, y también los seguidores en redes sociales comprados por Sánchez, hasta el 43% durante la pandemia, procedimientos dudosos (Facebook se declaró 88.000.000 cuentas fake y otros 50.000.000 que no sé si se suman o se restan, manipulación política investigada en los parlamentos de Estados Unidos, Reino Unido y Europa, publicada con pelos y señales con algunos conceptos claramente irreproducibles en las traducciones automáticas, pues en unos casos se trata de cuentas llamadas sombra de usuarios que solo usan esa red social, mientras que en las otras su dueño las suplanta bombardeando las redes sociales con mensajes de adhesión a políticos nefastos, aunque después de la terrible pandemia, con tanta gente fallecida, no sé si serán de esos 21.000.000 de líneas de móviles desaparecidas en China sin dejar rastro, muchas de ellas de extranjeros ejecutivos de grandes empresas, y nacionales que consiguieron escapar de sus encierros, pero claramente inexistentes. En el colmo del despropósito, parece que 1 de los 2 verificadores de informaciones ajenas españolas, se declara organización sin ánimo de lucro, que parece ser la única diferencia entre las 2 versiones, descaradamente financiadas por el gigante tecnológico que quita y pone presidentes y decide referéndum precisamente por los procedimientos que dice combatir. Y la alarma mayor para mí, y es que realmente consiguen manipular lo real como el Ministerio de la Verdad de Orwell, de forma que incluso cuando declaran sus actuaciones claramente fraudulentas, muchas veces parece que están buscando clientes dispuestos a rascarse el bolsillo. Por si esto fuera poco en 1 pandemia en la que solo España se declara 208.389 contagiados, de los cuales 21.717 murieron, 435 en las últimas 24 horas tras más de 1 mes de arresto domiciliario seguido masivamente por la población sometida a semejantes verdades, Enric Hernández, director de el Periódico de Catalunya que tuvo acceso a los documentos de los servicios secretos que alertaban de los atentados de Barcelona y Cambrils de agosto 2017, pero no lo publicó para no alarmar a la población ni alertar a sus dirigentes para tomar medidas, es director de informativos de la RTVE pública española desde septiembre 2019, ambos medios arruinados casi diría que merecidamente, pues esta es la táctica del Ministerio de la Verdad, tildar de alarmistas y conspiranoicas las noticias que alertan sobre catástrofes políticas, sociales, naturales o sobrenaturales de los que consideran relevantes esas alertas, y 1 vez desencadenadas las catástrofes, cargar contra los que plantean dudas razonables a la actuación totalitaria de sus dirigentes y mercachifles, contra los que además no se puede hacer ni decir nada bajo amenaza severa de burla, insultos y multas porque ellos escriben o reescriben realmente la Historia de manera parecida al protagonista de la ficción literaria de Orwell.

Hablando del #coronavirus #covid19 de Wuhan creí entender en boca de los que otras veces dicen que las palabras ni sus significados valen nada, que había que seguir cuentas oficiales, supongo que la del portavoz oficioso, que todavía estaba creándose, y las de la Organización Mundial de la Salud, algo que si se trata de aplacar el asunto para intentar ahorrarse o paliar pérdidas como los 500.000.000 ? del Mobile Congress Barcelona, o los 70.000.000.000 no sé si solo de la bolsa española, solo cabe desear que sea realmente buena, algo que dudo. En el temario de oposiciones a administrador de sistemas y comunicaciones obviamente informáticos de la administración del estado de 2019:

tema 6 de 10 del bloque IV Sistemas y Comunicaciones. Medios de transmisión. Modos de comunicación. Equipos terminales y equipos de interconexión y conmutación. Redes de comunicaciones. Redes de conmutación y redes de difusión. Comunicaciones móviles e inalámbricas.

Lo pongo completo y me propongo revisar los mismos contenidos en los programas de enseñanza, con especialidades como lengua e informática, tanto en secundaria como en formación profesional, que yo propondría impartir juntas con 2 profesores haciendo pareja como guardia civiles, desaparece como epígrafe la sindicación de contenidos, los célebres feeds de sindicación, supongo que irán incluidos en redes de difusión, pues el problema de lo que se pretende apelando a la gravedad del asunto, con medidas como el confinamiento y aislamiento en hoteles, cruceros, ciudades tan densamente pobladas como 11.000.000 almas de Wuhan, su provincia de Hubei, cuando la cifra de contagiados de las noticias supera la treintena y van 1 poquito retrasados intentando crear 1 web de referencia, solo cabe desear que los que hablan dándose importancia sean realmente competentes en lo suyo, pues en 1 situación en la que parece que los perjudicados, contagiados o no, se convierten en algo parecido a los concursantes de Gran Hermano y los reality, ¿cómo piensan hacerlo? ¿Con qué?. No es que sea de dudosa legalidad adoptar medidas tan drásticas como las de China, sino que no pueden ni saben porque se trata de salir en la tele los que se dan importancia. Tengo mi propia lista de canales de información preferidos, evolucionados desde que solo había eso en 2004, o actualizados tras comprobarlos y grabarlos, y al ir a monitorizar los que se proponían para el seguimiento de las pruebas, notas de exámenes y cosas parecidas de sus opsiciones, además de que 1 de 3 ni siquiera tenía la botonera, en otro que sí la tenía, en su caso el ministerio de Fomento, que por entonces llevaba Ábalos, cuando probé a seguirlos en los lectores de noticias me salieron las de Chaves cuando era ministro del ramo, que coincidían curiosamente por sus condenas por corrupción, lo que quiere decir que ese canal de noticias, que se cree tan importantes cuando estalla 1 alarma que se compara a la de atentados terroristas, no solo no se actualizaban ni emitían noticias casi desde que fueron creados y abandonados. Curiosamente se trata del mismo portavoz del Ébola, que ya le tenía que haber dado tiempo, pues además de que la comunicación del asunto arruinó la carrera política de la que era ministra de Sanidad, con manifestaciones casi instantáneas como las de Excálibur, el perro que mataron en Alcorcón, muchas de las cosas de las que se hicieron y dijeron en otra situación de pánico colectivo, además de puramente espontáneas, por supuesto que no tuvieron que ver ni con el ministerio de Fomento, ni con cualquier otro. Pero ante semejante anuncio, sobre todo por la forma, que miren antes por si si aparecen trabajos de máster de Cifuentes, Montón, Bibiana, Pajín y otros fantasmas. Estaba tan acostumbrado a los programas de enseñanza secundaria, incluida la formación profesional, que se publican en el boletín oficial del estado con fechas del siglo pasado. No me quejo, lo que me pasaba es que como me apunto a todos, alguna vez tuve la impresión de equivocarme de examen y sitio, hasta recordé alguno más siempre en asuntos de informática, pero al encontrar:

bloque II Tecnología básica tema 16 de 16 Documática. Gestión y archivo electrónico de instrumentos. Sistemas de gestión documental y de contenidos. SINDICACIÓN DE CONTENIDO. Sistemas de gestión de flujos de trabajo. Búsqueda de información: robots, spiders y otros. Posicionamiento y buscadores (SEO).

Como la conspiranoia del asunto del momento y año consiste básicamente en que Wuhan, llamada el Sillicon Valley de China, se les escapó o soltaron algo, con todas las reservas, con intervención como mínimo artificial o sobrenatural, que sea mentira casi como deseo de buena voluntad hacia el prójimo y hacia mí mismo, pero como no estoy seguro, seguiré informándome sobre asuntos relacionados en medios de comunicación extranjeros con el único filtro de mi servidor de contenidos, content management server, CMS, pues me consta que los que quitan con lo que se hace del programa de oposiciones a funcionario, esto les suena a salir ellos en la tele y que esté todo el mundo pendiente de ellos.

– Los médicos de Wuhan, epicentro del #coronavirus, pagaron con su salud y sus vidas el silencio que les impuso el régimen chino al principio de la epidemia. Tras la trágica muerte de Li Wenliang, el oftalmólogo que alertó de la enfermedad y fue obligado a retractarse por la policía, el último (del que se tiene noticia 19 febrero 2020 en Los médicos chinos pagan con sus vidas la censura sobre el #coronavirus, Pablo M. Díez, corresponsal en Shanghai, ABC) en fallecer fue el director de 1 de los principales hospitales de Wuhan, Liu Zhiming. Como en el caso de Li Wenliang, su muerte fue anunciada, luego negada y finalmente confirmada el 18 febrero 2020. De 50 años, este neurocirujano estaba al frente del hospital del distrito de Wuchang, 1 de los escogidos para atender a los pacientes de #coronavirus. Según constató su esposa a la prensa oficial, se contagió a finales de enero y entró en estado crítico pocos días antes de fallecer. Antes que él, 1 enfermera del mismo hospital, Liu Fan, falleció el 14 febrero 2020. Sus muertes coinciden con los últimos datos sobre el personal sanitario infectado en la epidemia. Según el informe oficial difundido el 18 febrero 2020, son 3.000, de los que más de 200 se hallan en estado grave (cifras dudosas que como mínimo habría que multiplicar por 10, aunque los relatos son perfectamente intercambiables con otros conocidos después). Con los 2 últimos fallecidos notificados serían 8 los médicos que perecieron por el #coronavirus o por extenuación. Tan elevada cifra pone de manifiesto su sacrificio y, sobre todo, las carencias materiales con que se enfrentan a la enfermedad. Tal y como muestran (o mostraban pues después hay otras que parecen pura propaganda de película) la falta de mascarilla y trajes especiales lleva a muchos sanitarios a protegerse con bolsas de plástico o lo primero que pillan. Además de los países y regiones que lo hicieron extraordinariamente bien, Taiwán, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Grecia, República Checa, Austria, Polonia, Portugal, que salen del pozo mientras lo cuento, siempre con gusto, algunas declaraciones de médicos y sanitarios de la trinchera, en el sentido que hay plazas libres y respiradores en las unidades de cuidados intensivos, se desmontan o desalojan los hospitales de campaña, hay menos ingresos, al menos por el heroismo de estas bellas personas, héroes a su pesar, y muchos víctimas, como los 9 farmacéuticos, más de 20 médicos, no me quiero olvidar de los cuidadores de las residencias de ancianos, verdadera zona 0 en España, el peor de la clase junto con China, Irán, Italia, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, pero con la total seguridad de que nada volverá a ser igual en los hospitales prohibidos para el resto de la población, aunque admirable también el esfuerzo de sus profesionales jugándose sus carreras por enseñarno la verdad, además de mantener el cordón umbilical electrónico de los infectados en algo tan sensible como la comunicación, ya podemos darnos con 1 canto en los dientes los que no los tuvimos que pisar, siendo eso lo que se nos exigía, aunque no por ejemplo verlos en los medios con ojos de enfermos y enfermeros, en estos días de encierro forzoso descargué las últimas fotos que hice días antes del confinamiento, y veo cercano el día de consumar mi plan, que consiste básicamente en ir a ver y fotografiar el día después en el mismo sitio que lo dejé.

– Lo que más indigna a la sociedad china es que los médicos, auténticos héroes de la catástrofe, se expusieron desde el principio a 1 riesgo que las autoridades trataron de ocultar. Además de Li Wenliang, 1 de sus colegas en el hospital central de Wuhan, la directora de urgencias Ai Fen, fue reprendida cuando avisó el 30 diciembre 2019 y el 1 enero 2020, de que había posibles contagios de humano a humano que no estaban ligados al mercado de animales de Huanan, donde se sospecha (cada vez menos y en menos sitios) que se originó el #coronavirus. Según informaba el periódico China News Weekly, el comité disciplinario del hospital también abroncó a la doctora por crear rumores y causar problemas que afectaban al crecimiento y la estabilidad de Wuhan, obligando al personal a guardar silencio. Aunque las autoridades locales anunciaron el 31 diciembre 2019 que había 27 casos de neumonía viral de causa desconocida, no confirmaron los contagios entre humanos hasta el 20 enero 2020, 3 días antes de decretarse la cuarentena en la provincia de Hubei. Al no protegerse contra la epidemia por culpa de esta censura, los sanitarios se contagiaron en masa cuando los enfermos empezaron a abordar los hospitales. Por no escuchar a los doctores Li y Ai, solo en el hospital central se infectaron 230 trabajadores. Por ese motivo, sorprendió a todo el mundo que la provincia de Hubei, zona 0 de la epidemia, no estuviera en el recorrido de los 12 inspectores enviados a China por la Organización Mundial de la Salud (OMS trístemente célebre también por sus siglas en inglés WHO) para investigar la enfermedad. Hasta 19 febrero 2020, la OMS WHO alabó (y sigue alabando pese a las barbaridades no solo dichas, también cometidas aunque solo sea por omisión vergonzante) a las autoridades por sus medidas draconianas para contener el #coronavirus y su transparencia (al menos en eso, en otros sitios no se tiene ya ninguna duda de que es lo contrario, y al menos la censura, que el lo más censurable y merecedor de denuncia donde haya justicia, segada casi de raíz y de manera casi unánime, pues los censores se quedan solos y tan en evidencia que la gente solo los saca a colación para ponerlos en evidencia). Pero sus técnicos, entre los que había algunos estadounidenses, solo pudieron visitar Pekín y las provincias de Sichuan y Cantón (Guangdong) pero no el epicentro de la epidemia en Wuhan. Con 208.389 infecciones reconocidas, 21.717 muertos a ritmo de 435 las últimas 24 horas, cifras mínimas 2 meses después, pues siguen sin hacerse tests de seroprevalencia en la mayoría de los países, ni siquiera se saben de lo que son, algunos por ejemplo de embarazo, ni la verosimilitud de sus resultados, de forma que se tienen que tratar de confirmar con otros en caso de dar positivo, o hacerlos prácticamente todos los días si dan negativo, y ni los países con mejores científicos, como me parecen Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, incluso Israel, no solo no dan con la vacuna, desde mi punto de vista imposible, pero me valdría con el antídoto, ni menos la cura segura, lo que llaman inmunidad de rebaño, pues en países que capearon el temporal por autoaplicarse medidas de cuarentena sus propios ciudadanos en cuanto suenan las alarmas por tener vecinos tan molestos, no quiero enredar más sobre el asunto, pero me parece como 1 de esos problemas de examen en los que nos pasan 1 chuleta completamente errada, o desenfocada desde el principio en aspectos como el parecido con lo que llaman gripe o la inmunidad de rebaño. No tengo pruebas ni posibilidad de obtenerlas, pues aunque sea de manera intuitiva, estoy en arresto domiciliario desde antes de que se decretara, por miedo sobre todo a la ignorancia donde otros se lo tienen a los experimentos totalitarios jugando con la salud e incluso con la vida. Por si acaso, y 1 vez más, los ancianos de las residencias y sus cuidadores también fallecidos, otro dato que se escamotea, no viajan a Wuhan, China, ni a Milan a ver partidos de champions, junto a dirigentes principales de los que se pensaría pon su mismo lógica que son unos guarros que no se lavan las monos ni se toman las precauciones que cuando lo cuento, imponen a más de la mitad de la población del planeta. tampoco tengo la solución al problema, ya me gustaría, pero creo que es evidente que el agente infeccioso es algo más que el contacto con contagiados, no tanto el aire que respiramos y la contaminación, como la carga viral del agua corriente. Y los casos que se me escapan, como por ejemplo agentes de la autoridad, además de los cuidadores de residencias de ancianos, enfermeras, médicos, jóvenes, hasta niños fuera de los grupos de riesgo, que no discuto, solo demostraría que el órgano realmente atacado es el tiroides, muy sensible al stress como al te todos, unos más y otros menos, estamos sometidos, que si bien no causa la muerte como el corazón o los pulmones, al ser 1 regulador de los otros órganos, y me atrevería a decir que síntomas, es el que provoca esas muertes súbitas que también se diagnostican como #coronavirus #covid19. Hasta la fecha, la prueba más solvente o potable de lo que digo, es la muerte de 1 tigresa del Zoo de New York, a la que se atribuyen relaciones impropias con sus cuidadores como para compartir el virus. Sería tan fácil como encontrar y analizar otro animal muerto del que no se sospeche o pueda concebir contacto con humanos, junto o cerca de fuentes de agua embalsadas, pues si lo que digo aún a riesgo de equivocarme y quedar en ridículo es verosímil, debería haber más que humanos, excepto si tuvieran órganos olfativos o de otro tipo que los alertaran, pero incluso en ese caso, estarían muriendo de sed.

ciclogénesis viento lluvia tormenta #Filomena #Leganés

Deja un comentario