el caso Dina tiene pulso

orejas Obama

– El punto de partida de este hecho (acusación y denuncia falsa, simulación de delito, falso testimonio; clasificados como C y D en la exposición razonada del juez García Castellón contra Iglesias y otros políticos, abogados y periodistas de 7 octubre 2020) se sitúa entre 21 y 28 julio 2016, cuando el periódico digital Ok diario publicó varias noticias junto a las que se reprodujeron imágenes idénticas a alguno de los archivos que se almacenaban en la tarjeta de memoria micro SD de la marca Samsung inserta en el Sony Xperia Z2 cuya desaparición en el Ikea de Alcorcón denunció Dina Bousselham junto a su pareja Ricardo Antonio de Sa Ferreira el 1 noviembre 2015. A los meros efectos de la mejor comprensión de la situación en ese momento (el de la denuncia presuntamente falsa de las muchas que hubo) debe recordarse que entre la fecha del robo y la publicación de las imágenes en Ok diario transcurren algo más de 8 meses, periodo en el que se convocaron y celebraron 2 elecciones generales, los domingos 20 diciembre 2015 y 26 junio 2016. Aunque el juez García Castellón fuera lector de Hammett, célebre por su estilo tan escueto que si aparcas la lectura prácticamente se tiene que volver a empezar desde el principio, con captítulos tan relacionados como el 3 La treta del sombrero de La llave de cristal que prácticamente constituyen novelas dentro de la novela, solo cabe quejarse de que se toma demasiado en serio los detalles a diferencia de otros jueces en lo de desmontar patrañas que se cuentan. Por ejemplo los pseudoperiodistas metidos tertulianos de la tele, que les resulta insólito que se pueda entrar en los procesos como perjudicados, y se salga rigurosamente empapelados como Alberto Pozas, que era jefe de información de la Moncloa al servicio de Sánchez y director de la desaparecida revista interviú del grupo Zeta, no solo investigado en el caso o casos Villarejo, pues fue el quien facilitó la copia de la tarjeta de memoria micro SD de otra marca al célebre comisario de policía jubilado, y si se llega adelante la instrucción de delitos cometidos durante la instrucción del caso mayor, también es sospechoso junto con Iglesias de haber filtrado los famosos pantallazos a Eduardo Inda, Esteban Urreitztieta y creo recordar que otros muchos que se hicieron eco del célebre deseo de linchamiento a Mariló Montero. Mientras que el célebre comisario de policía llegó al suceso meses después de cometido, como acostumbran, pero además la copia de su tarjeta de memoria encontrada en el registro de su domicilio de la que también aparecieron imágenes cuando se levantó el secreto de sumario, se ve claramente que es de otra marca, y si la analiza alguien que sabe (en la explicación razonada aparecen pasajes de la carpeta Sent en la que estaban archivados los pantallazos, lo que demostraría que fueron enviadas por la dueña del móvil y al menos 1 periodista se lo merece por haber sido el del hallazgo singular a los 8 meses) es fácil entender que la inservible o deteriorada de las denuncias, que incluso se mandó a reparar aportando nuevas pruebas de las que dicen que no hay, es la original que tuvo en sus manos Iglesias, y probablemente ocultó ese asunto no solo a su asistenta, sino a sus compañeros de partido también empapelaos y los abogados entre los que también hubo relevos y bajas.

Los servicios de atención para reclamaciones telefónicas son básicamente los mismos que los de emergencias sanitarias durante los estados de alarma, por decir alguno que conoce todo el mundo, por lo que a grandes rasgos y por desgracia, tanto las fechas del cargo como las horas sospechosamente correlativas suelen tan falsos como los discursos de políticos y supuestos sindicalistas en cualquier momento. La gota que colmó el vaso, pues filtraciones como que Iglesias manejaba 20 cuentas corrientes en bancos de Europa y el Caribe ya en 2014, o el golpe de mano en las candidaturas madrileñas llamadas de izquierdas, algo incluso más discutible que la supuesta unidad que suena a chiste en sus casos, en las elecciones municipales y autonómicas de 2015, fueron o eran anteriores, y también posteriores, al robo del Sony Xperia Z2 a Dina Bousselham y su pareja el 1 noviembre 2015 en el Ikea de Móstoles, a la aparición del más célebre pantallazo de Telegram el 21 diciembre 2016 y siguientes en OK diario, momento decisivo y realmente diferente de las otras filtraciones, de forma que el periodista Eduardo Inda sería culpable de haberlos encontrado en la carpeta Sent de enviados, mientras que Iglesias, que desde enero de ese mismo año a agosto que la devolvió irrecuperable, tenía en su poder la tarjeta de memoria SD de la marca Samsung original, única que manejaba su asistenta en Bruselas cuando pasaron las cosas, además de la copia que se guardó Pozas, director de Interviú hasta su desaparición más que merecida en 2018, y jefe de prensa de Sánchez en la Moncloa, que curiosamente en algunas intervenciones públicas se jactó de saber el calvario que les esperaba. Recuerdo perfectamente esos meses, pues asistí a algunos actos políticos en momentos de máxima tensión, por ejemplo el celebrado en Leganés a finales de 2014 días antes de que anunciara su ruptura con Tania Sánchez, así como su renuncia a encabezar la candidatura de IUCM pese a haber ganado las primarias, y puedo sospechas que la filtración del linchamiento, así como su reacción airada amenazando con emprender acciones legales y expulsando de la dirección de su partido a Monedero y a Sergio Pascual lugarteniente de Errejón a modo de escarmiento, si no fuera por el detalle que él tenía en ese momento la célebre tarjeta de memoria, pero sobre todo, y lo más importante, que es en el levantamiento de sumario de septiembre 2020 y la exposición razonada del delito por el que 1 juez de la Audiencia Nacional pide para él de 1 a 4 años de cárcel, realmente solo se sabía y sabía que el post era auténtico, algo que reconoció desde el primer momento, pero no dónde estaba agazapado como si fuera el #coronavirus #covid19, y menos aún el origen o fuente que no fuera él mismo y quienes participaban en ese chat.

Como si fuera 1 espiral de violencia de consecuencias imprevisibles, y por si acaso empieza a triunfar la versión de los que ya lo sabían #ahora que estamos abocados a otra situación en la que nadie sabe qué puede pasar y por eso no pasa, como por ejemplo el #Brexit, el 27 marzo 2019 fue llamado a declarar a la audiencia nacional Iglesias, a costa del robo de 1 Sony Xperia Z2 a 1 asistenta suya en 2016, y el 11 abril 2019 fue detenido Assange, a quien se atribuyen injerencias políticas en las crisis Catalonia, España y el Vaticano entre otros, realmente más preocupante la situación en la que estaba que las propias barbaridades como la corrupción en la banca del Vaticano, Icesave, el banco islandés que quebró el país entero, Lehman brothers, entre otros muchos documentos filtrados por WikiLeaks, tal como amenazó, que ocupan 82 Gigabyte, a diferencia de los tropecientos Terabyte, que es como decir mucho o que no se sabe qué tienen entre manos, atribuidos al comisario de policía Villarejo. Dije desde el primer momento, puesto que en los procesos judiciales vivos, que se siguen desde hace años con varios rigurosamente encarcelados, y no solo encerrados y cortadas, y no solo intervenidas y espiadas, incluso emitidas por el telediarios, las comunicaciones, intervienen 3 jueces de Reino Unido y España que me merecen en mayor respeto, por lo que les recomiendo el capítulo 3 de La llave de cristal de Hammett, titulado El truco del sombrero, que consiste en colocar pruebas falsas en sitios que se sabe que se van a registrar. También los falsos matones que intervienen, tanto en los casos reales como en la ficción, son agentes oscuros, que hacen normalmente trabajos sucios cuyo conocimiento invalidaría los procesos por prácticas de investigación ilegal, que creo que es de lo que se trata, por lo que no solo se hacen con dinero público, sino que se ocupan recursos fundamentales, no solo derroche de personal que se supone que deberían estar ocupados en otras cosas de lo que no pasan de ser burdos chantajes, no dijo en marcha, sino que lo que sabemos por estos documentos a toro pasado (los papeles de WikiLeaks nos devuelven a los tiempos del apreciado índice de libros prohibidos de la Inquisición Española desde 1232 pero con web de Italia o Noruega y pruebas que tuvieron en exclusiva desde 2010 El País, Der Spiegel (Germany), Le Monde (Francia), Guardian (United Kingdom) & New York Times (Estados Unidos) y provocaron revueltas populares más o menos reconocibles en Túnez, EEgipto, España. Siria en el primer estallido, Turquía, 2 muy sonadas y duraderas en Francia, probablemente en otros sitios, pero 2 características reconocibles:

1. se llevan a cabo por medios informáticos, casi exclusivamente, aunque participan los otros medios

2. son rigurosamente perseguidas y no solo prohibidas por las élites.

– ¿Pero qué me está Vsted contando? Fue la reacción airada del juez García Castellón cuando Dina Bousselham reconoció que había recibido la tarjeta robada y dañada de manos de su líder Iglesias, que la había retenido varios meses tras recibirla a su vez del editor de la revista desaparecida Interviú, pero sobre todo que no había comunicado este detalle tan importante a la Policía cuando investigaban su denuncia por robo del móvil. No es para menos, pero por parecidos motivos también podrían haberle sacado los colores al abogado Calvente cuando declaró haber desaconsejado a Iglesias presentar la denuncia falsa contra Villarejo y ser ese el motivo de su expulsión de la organización política, que curiosamente coincidió en fechas con la denuncia de la antigua escolta para todo de Irene Montero, asunto que se resolvió en los medios de comunicación, pues la escolta retiró su denuncia a costa de 1 suculenta indemnización que parece haber dejado satistechos a todas las partes que van metiendo nuevos argumentos en el culebrón a medida que se van revelando al levantarse el secreto de las 2 ó 3 investigaciones en curso. De hecho, hasta que se levantó el secreto de sumario ni siquiera se sabía la tarjeta, si la SIM de llamadas o la SD de memoria, se trataba. Y la sorpresa mayor: la que fue encontrada en el registro de las dependencias de Villarejo era copia de los archivos -según otras versiones habrían sido los archivos informáticos de los pantallazos, algo que también podría haber obtenido de la publicación que se produjo 3 meses antes, y no solo en 1 medio sino en varios- y para lo que es suplantación, única explicación técnica razonablemente parecida a lo que pasón, no se necesita tarjeta de ningún tipo, solo saberse el nombre de usuario y la contraseña, que es lo que podría haber quedado activado en el móvil robado y alguien sabido aprovecharlo meses después. Sea por efecto de la justicia o cualquier otro, apenas se trata de relacionar lo virtual con algo físico, pero tal como ocurrió con la de Diana Quer, incluso aunque consiguieran desbloquearla, no se sabría del caso más de lo que se supo en 2015 coincidiendo con las campañas electorales de las elecciones municipales y en algunas autonomías, y los servidores informáticos originales estaban y están donde los tenga la aplicación de mensajería para móviles Telegram. Puesto que el 99,99% de las filtraciones que se airean en los medios de comunicación con pruebas siguen siendo llamadas telefónicas y de móvil, dar pábulo a 1 filtración de estas características en 2015 significaba aceptar que en fecha tan temprana los servicios secretos del estado también interceptaban conversaciones normalmente consideradas privadas en aplicaciones para móvil que usan el número telefónico como identificador. Cuando la misma trola inverosímil se intenta hacer colar en varios procesos judiciales, pues además del caso Villarejo, sin duda el más importante, la denuncia de acoso sexual entre abogados declarada falsa, o el turbio asunto de los sobresueldos y la caja B del partido, cuando se dice que sus trolls atacan al juez cabe preguntarse cuál de ellos, además de los medios de comunicación en los que se dirimen otros, pasa algo parecido a cuando se intenta meter la tarjeta SIM del móvil en la ranura SD o viceversa.

El juez García-Castellón que instruye la mayoría de piezas separadas el caso Villarejo, pues se supo en fechas recientes que otro juez menor no admitió 1 prueba de las recabadas del que se sigue en la Audiencia Nacional, sentará en el banquillo el 6 mayo 2019, 1 semana después de las votaciones, a Pozas, el dimitido jefe de prensa de Sánchez cuya mención motivó otro animado momento en #eldebateenRTVE. La noticia no merecería atención, pues estos periodistas que no publican ni los avisos terroristas si no es después de sucedidos los atentados para restregárselo a alguien, ni siquiera me lo parecen, pues si dijera que no recuerdo nada de lo que han dicho o hecho en el ejercicio de su labor, muchos pensaría que pirateo canales smartTV en mi Raspberry Pi 192.168.. (37 es el número más recurrente, pero la IP es variable y el horario en el que la enchufo suele coincididir con el de los partidos del Leganés en #laliga) en lenguas que no domino, cuando en realidad es que no dicen nada que merezca la pena recordarse, pero volviendo al caso del robo del móvil de la asistenta de Iglesias, supongo que para llamar la atención sobre el asunto e instrumentalizarlo en campaña, lo exégetas de los políticos profesionales llegaron a decir que el resultado de las votacines iba a depender de que se levantara el secreto de sumario. La fecha clave para los que crean que se trata de otras elecciones, es el 27 marzo 2019 con la foto sorprendente entonces de Iglesias saliendo de declarar de la Aundiencia Nacional. Los que ya lo saben todo antes incluso de que pase, ya dijeron en su momento que el precipitado regreso de la baja por maternidad del nuevo líder de los taxistas, que son los más listos por tener más desarrolladas las partes del cerebro que afectan a algo tan importante como la orientación, estaba motivada por tener información anticipada sobre el caso, pero además el tránsito repentino de algunos testigos a investigados, antes imputados, son muchos los indicios y señales que avisarían que lo que se está publicando no deja de ser la punta de 1 iceberg gigantesco, a lo que abunda que todos los que dicen saber del asunto por ser del entorno de las víctimas y sus huelebraguetas, estamos ante algo parecido a las caras de Bélmez, aunque en vez de paredes encaladas que se humedecen y sacan a relucir el dibujo hecho con agua en el cemento, se trata de la minúscula tarjeta de 1 móvil llamado inteligente.

Además del deseo de azotar hasta que sangre a Mariló Montero, añorada presentadora o animadora del programa de las mañanas en RTVE, que fue removida de su puesto, la otra revelación de calado es el broncazo a Monedero por filtrar sus deseos de ser alcalde de Madrid formando tándem con su novia de entonces, Tania Sánchez, basta para demostrar por si hiciera falta que fueron eventos anteriores a las elecciones municipales y autonómicas de 2015, y por supuesto a las generales. Aunque en su momento filtró los rumores de ruptura y de nueva pareja cuando todavía estaba en Bruselas el Confidencial, receptor habitual de las filtraciones de Podemos, como el informe no tan secreto de Iván Redondo tan pormenorizado que contaba el número de veces que pestañeaba ante las cámaras, o los documentos en los que insultaba a los activistas de izquierda en los pueblos, según otras informaciones que pueden ser falsas, la copia clonada de la tarjeta de móvil robada a Dina Bousselham, su jefa de comunicación en Bruselas y luego del partido, fue entregada a la desaparecida revista interviú, que no debió encontrar nada noticiable, por más que la bronca con Monedero fue lo que provocó la ruptura de la pareja y de la candidatura de Izquierda Unida en Madrid, probablemente la organización entera, aunque no solo por eso, fue noticia durante semanes y meses de la mayor importancia política, que hizo correr ríos de tinta y no incumple ningún código, nada demostraría cuándo la copia de la tarjeta clonada del móvil llegó a manos de Villarejo, y de este a Inda, pero solo coinciden la publicación de las conversaciones siempre anteriores, con la posible negociación del pacto de investidura de Sánchez en la 1ª tentativa. Más complicado lo tienen los jueces que tienen que procesar y juzgar conversaciones privadas y sus efectos, pero deberían sentirse perjudicados además de Mariló, los militantes, simpatizantes y votantes de izquierda a los que burlan en la toma de decisiones unos cuantos oportunistas entre rondas de botellines y empanadillas mientras se echan unas risas. En el mitin de presentación de la campaña del 2019 en Leganés dijeron que no en vano fue el sitio en el que Podemos obtuvo el récord de votos jamás logrado en porcentaje, 44% sumando los de Iglesias y Garzón en la 1ª vuelta de las generales. No dijeron que cayeron al 17% en apenas 6 meses, no tanto o solo porque se frustrara el pacto y la investidura de Sánchez, como porque se publicó en medios locales cómo se las gastaron Espinar y Tania Sánchez en la confección de #lalista a las elecciones municipales, pasándose por el forro los votos de los inscritos en primarias y presionando a otros candidatos para que retrasaran puestos en la lista e incluso no se presentaran. No había otro objetivo político ni menos de izquierda que hacer subir de puesto a las novias y amiguetes de los cargos anteriores, que en el voto directo de los inscritos quedan tan retrasados entre otras cosas porque estos entresijos de parejas y bandas de amiguetes que se obsequian en el trato es lo que espanta.

Con 4 años y 4 meses de diferencia, asistí al último acto de Tania Sánchez como candidata de la antigua Izquierda Unida a la comunidad de Madrid, y casi en el mismo sitio, centro cívico José Saramago de Leganés, a apenas unos metros de diferencia, pues el de 24 noviembre 2014 fue en el interior con mucha más gente, el 1º de Dina Bousselham, si lo permite la brigada de extranjería de la policía, pues sí puede trabajar, se presentó a sí misma como jefa de comunicación de Podemos, y residir, pues aunque fue captada como asesora de su formación política por Iglesias en Bruselas, y por tanto en 2014, tanto por su acento, como porque el caso que la ocupa o preocupa ante tribunales tan importantes como la Audiencia Nacional y en los medios de comunicación principales, donde se considera el caso del robo de su Sony Xperia Z2 y el de su pareja de entonces en 2016, parece casi que la sobrevuela el que se considera auténtico tema de campaña de las elecciones generales del 28 abril 2019, sin que pueda decir o diga:

– Esta boca es mía. Dicho lo cual, me encanta el tema de los móviles, y si este fuera el caso cuando lo valoraba el robot de la propia máquina SITEL de escuchas, en realidad grabaciones, sería de los más consumados especialistas en el asunto, en concreto las reclamaciones. Realmente no se escuchan las llamadas, ni siquiera las de los teleoperadores, recuerdo que dejaban puestos abiertos en todas las filas, y si saltaban las alarmas de cualquier tipo, por ejemplo duración de las llamadas, o el tono empleado, incluso algunas palabras negras de las que estábamos advertidos, como por ejemplo los epígrafes de la ley de protección de datos -ideología, afiliación sindical y política, religión, creencias, origen racial o étnico, salud, vida sexual, infracciones penales y administrativas, con algunas excepciones, como por ejemplo en salud si son heridas de toreros por cogidas, se publican y pueden reproducir los partes médicos, así como también se puede escuchar lo que se habla, por ejemplo en Paquirri sus últimos minutos de vida en Pozoblanco, y de las infracciones, las de los políticos-, pero practicamente cualquier otra, se pueden escuchar si pasa algo porque quedan grabadas. Es la clave del asunto, pues también estuve en las manifestaciones cuando se anunciaba el artilugio en junio 2005, que había comprado Rajoy como ministro del interior, y empezó a utilizar y jactarse de ello Rubalcaba en el mismo puesto, recuerdo que fuimos interpelados en los foros sobre qué teníamos unos cuantos, pues realmente cabíamos en coches particulares cuando nos trasladamos de 1 sede a otra de los partidos del régimen, contra que se luchara contra el terrorismo de viejo y nuevo cuño, tan recientes todavía los del 11-M 2004, y los delincuentes con todos los medios. En 1ª lugar, como luego se ha visto, sirve para conocer todos los detalles del asunto e incluso juzgarlo cuando son hechos consumados, pero no para prevenirlos ni evitarlos, pero sobre todo y 2ª, aparato tan sofisticado y en manos de cualquiera, pues hasta los abogados de los casos con los que tuve la oportunidad de convensar alguna vez, se empeñan en pensar que se trata de otra cosa, por ejemplo la leyenda urbana del comisario de policía jubilado Villarejo armado con grabadora en vez de pistola, que se podía usar y se usa para otros casos que no tienen nada que ver con la seguridad ni el periodismo. El caso más espectacular sigue siendo la comida de Florentino Pérez, en la que Sergio Ramos e Íker Casillas pidieron la cabeza del técnico José Mourinho en su presencia, chivatazo a la prensa, pues al día siguiente estaba en todas las portadas la conversación realmente secreta en la que supongo se tomaron todas las garantías, a la periodista y pareja del célebre portero Sara Carbonero, cuando bastaba que cualquiera de los presentes hubiera llamado a su representante para contárselo.

SELECT_-*-_post juegos de troll | contact bluetooth

Deja un comentario