cosecha roja

violencia sedición

A duras penas me estoy recuperando del resultao que arrojaban las encuestas a pie de urna de las televisiones públicas, como si con la pertinaz canallada de las intoxicaciones inflando los resultaos del enemigo del enemigo no hubieran tenido bastante los muy canallas. A simple vista parece 1 mayoría de izquierda moderada que si Rivera no se hubiera rajao y desinflao a sí mismo a última hora, sería razonablemente alentadora. Hay muchas formas de entendimiento que no son la adhesión inquebrantable ni la sumisión, desde pactos en la sombra a intercambio de tiempo y espacios políticos, también por ejemplo dejar hacer y esperar es preferible a enseñar sus cartas a priori cuando además ningún otro adversario lo ha hecho, de forma que no pueden cambiar sobre la marcha. En el póker sería como tener jugada mediocre en la 1er reparto y no arriesgar con los descartes, por lo que la bisoñez de algunos que se quedan sin margen de maniobra es lo que los deja fuera de juego. Parece que lo que cuentan entre las minorías nacionalistas que han optenido representación territorial son los contigo NO bicho y el escenario que más se contempla es la repetición de elecciones en situación parecida a la que estuvo Bélgica más de 1 año sin poder formar gobierno.
– No deshagan las maletas, recomiendan los políticos recién elegidos a los periodistas destacaos en las sedes, pero al menos la fragmentación del voto y que no haya mayorías claras mejora levemente cualquier otra situación anterior. La llave de cristal es otro título magnífico de Hammet, además ambientao en política municipal de EE UU, pero como ya lo utilicé en las elecciones anteriores y nadie se ha puesto a perseguirme, como amenazan los de las cuentas y CV falsos y estrategias tramposas de lo que parece imbéciles herederos como lo que queda en escombros de los viejos magnates de los medios de comunicación convencionales, que tan bien nos quieren como sus muchos lameculos, me dispongo a celebrar lo que quiera que sea que haya pasao con el único permiso de quien merezca atención.

color