PODEMOS_GLOBAL política economía blogroll

28Nov/140

al ajimoroji y otras recetas con ajo

gogo SuperMartxon Triunfo histórico de Conchi Ríos pacto transversal Leganés Naked shots selling golpes bajos

- España huele a ajo, Victoria Adams, líder de las Spice Girls, chicas picantes. Gracias guapa y que nos sigas viendo tan bien.
- Que la alimentación sea tu medicación, Hipócrates y tú escribe también sobre lo sano, escribe sobre lo bello, me sugieren airaos, pues toma Allium sativum Linnaeus, el amigo más sano que hemos tenido los Hom@ sp? que desde hace más de 5.000 años nos los vamos comiendo, llegaron a ser divinos en el antiguo Egipto, los de las montañas entre Rusia y Afganistán están en el origen de la relación saludable con los Hom@ sp, desde donde se extendieron los cultivos a China, Mesopotamia y los países ribereños del Mediterráneo. Aunque se han identificado clones fértiles, los bajos porcentajes de germinación de las semillas hacen que el ajo se haya definido común apomíctico obligao, término que se refiere a su capacidad para producir embriones sin fecundación. El ajo es el antibiótico de la naturaleza, las variedades que siembran los agricultores de Love Spain.
- España huele a ajo se propagan por medios vegetativos a través de dientes guardaos pal año entrante. España produce 265.000 toneladas por año de las que se exportan la mayor parte, aunque no sepan hacer gazpacho 155.000 toneladas van al extranjero. Compramos unas 25.000 toneladas para que no se diga en sitios en los que las acciones bélicas han destruido sus casas y por tanto, los negociantes de los transgénicos no han llegao asus campos, conlo que se fortalecen los cultivos que rinden y se prueban nuevos. El regadío produce más y malo es seguir reconociendo que a los ajos apenas dedicamos 40.000 hectáreas pero a principios del año 2000, ya dice el refrán que se recojan antes del 1 de enero, Córdoba y Granada en Andalucía y Albacete y Cuenca en Castilla La Mancha producían el 76 % del total estimao en 180.000 toneladas, sólo los cultivos agrícolas de regadío y menos de secano, que también es planta dura palas lluvias escasas. El mercao mundial del ajo se encuentra en el pueblo que tiene el término municipal más pequeño de España, Jamilena, Jaén, angostao entre Torre del Campo, Torredonjimeno, Martos y Los Villares, cuyos pobladores se fueron especializando en el cultivo de Allium sativum Linnaeus hasta que la demanda desbordó la producción ensu pequeño término municipal, lo que les obligó a especializarse en la comercialización, llegando hasta los confines de China en busca de la apreciada liliacea. Allium sativum Linnaeus es bueno contra la hipertensión, coadyuvante en la prevención de accidentes vasculares, contra la arteriosclerosis, antiséptico intestinal y vermífugo, no previene los envenenamientos pero ayuda a curarlos. Se prohibió hablar de medicamentos y de cosas buenas para la salud que tienen algunos vegetales, o sea de la planta apellidada sativa no, pero de Allium sativum se tiene que contar lo que se sepa.
- España huele a ajo y en España el ajo es de interés nacional. Pues hala, el ajo disminuye la agregación plaquetaria y aumenta sensiblemente la actividad fibronolítica, por algo se ponen zarzas para proteger los cultivos de los animales, que luego también les damos algunos para que crezcan fuertes y sanos. Previenen y llegao el caso atacan la hipertensión, por eso será que se vuelven tan enamoradizos los que se pasan conel gazpacho. Gracias a su actividad hipolipemiante e hipocolesterolemiante previene la arterosclerosis y los acidentes vasculares asociadas ala misma. Bueno pal corazón y también pala sangre, se le atribuyen efectos pendientes de precisar en el desarrollo de algunos cánceres como losde estómago, colon, recto, mama, próstata y faringe. Los ajos son bacteriostáticos, por supuesto antifúngicos, será contra los hongos malos porque con los níscalos, Lactarius deliciosus, el de las lluvias de agosto que tanto gustan, las setas de cardo, Pleurotus eryngii, las pie azul, Lepista nuda de las que no se hagan mermeladas, pues friéndolas o cociéndolas mucho pegan conlo dulce y lo salao, con la seta de olmo, Lentinus edodes, seguro que me dejo alguna, con ajo abundante más que mejor, y por supuesto, un magnífico desinfectante natural en la parte de dentro del cuerpo, que en la de fuera no se ha probado por su mala fama y es que por mucho que nos empeñemos su exégetas los ajos no valen para hacer desodorantes. Sus excelentes propiedades cardiosaludables e intestinales se deben a sustancias de naturaleza azufrada en el ajo, la aliína y el ajoeno, de los que es importante prevenir su degradación porlos jugos digestivos. El ajimoroji, no se sabe si salsa o procedimiento de cocina o los 2 fue importado del N de África por los legionarios acuartelaos en Leganés desde 1939 hasta que trataron de impedir la toma de posesión del primer alcalde elegido democráticamente en décadas cortando los cables de los altavoces por los que iba a saludar a la población y provocando una algarada callejera silenciada durante lustros, como el envenamiento masivo de la población con aceite adulterao también en 1981 ó por ahí. Nada del otro mundo teniendo en cuenta que en España las opiniones sobre gastronomía y en especial los ingredientes de algunas recetas levantan polvaredas tremendas, pero el ajo, producto declarao de interés general, no admite secretos ni inventos y si se trata de descubrir, como da trabajo cultivarlo, pelarlo y cocinarlo mejor que los descubridores se ocupen de las ruinas literarias y del pensamiento que debe haber para todos, tiene que ser en el otro o los otros ingredientes del ajimoroji donde reside el misterio o secreto depositao por los legionarios en los bares y tascas aledaños al cuartel, foco de propagación inicial de la afamada receta o procedimiento. El procedimiento es un vistoso flambeado de la salsa poco antes de servir y recuerdo haberlo degustao en carne de conejo, cordero, choto, pollo y caracol siempre sabroso tonificante y altamente digestivo, lo mejor mojar el pan en la pringue que no se llega a enfriar. Se sospecha que al gozar los árabes de la rigurosa prohibición de consumir alcohol tampoco disponen del habitual vinagre de uva sino de otro tipo de vinagre pues como saben los aficionaos a revelar fotos en blanco y negro la acción de un ácido como el baño revelador se detiene en seco aplicando una base, llamado en fotografía baño de paro pues lo mismo el imprescindible vinagre para los estómagos copiosamente alimentaos con carnes diversas pero sin secuelas. Sobre integrismos como añadir fruta en alguna recetas que no hay acuerdo ni con el nombre, conviene advertir que hasta el siglo XIX nadie hacía en España el gazpacho con tomate, pero a grandes rasgos la receta que tanto gusta en Sevilla como en Buenos Aires se llama también batido, zumo, sopa fría o técnica de cocina, si quieren a la variedad sin tomate ajoblanco, otra de las recetas ingeniosas en palabras de Manuel Vázquez Montalbán del interior de la península Ibérica que se distinguen por obtener excelentes resultados de los productos más humildes a base de esmerar la elaboración. Para el gazpacho echa 2 medidas de ajo ideales o medianos para llenar 1 cacerola que se pueda guardar en la nevera, un chorrito de aceite de oliva, agua y al final ten preparado hielo si hay que rebajarlo antes de servir, 1 tomate, enséñale el vinagre pero sin pasarte, opcional 1 huevo crudo sin cáscara antes de batir la clara, 1 pimiento si quieres, que nada va a cambiar su intenso sabor agrio ligeramente picante, miga de pan para espesar si te gusta, también se ha echado al gazpacho cebollas, pepinos, sandía, melón, fresas, cerezas, calabaza, mango, espinacas, berros, bogavante, lechuga, gambas, queso mozzarella... haz la crema con la batidora, no te pases con el agua, prueba la crema con el dedo y por supuesto remuévelo antes de servir. Otra receta con ajo típica de Buenos Aires es el chimichurri, salsa para la mejor carne de vaca mejor cortada, se hace con ajo, perejil, ají molido, orégano, aceite y vinagre, se machaca todo y se deja macerar no menos de 2 horas antes de servir en la mesa. A partir de 1492 fuimos Love Spain los que llevamos los ajos a América. Se sabe que el acento o la entonación de los americanos que hablan español se debe a la estancia previa al viaje que tenían que hacer en las islas Canarias, de las que señalo los ingredientes de sus afamadas croquetas: cebolla, ajo, nuez moscada, apio, atún, leche, maizena y pan rallado. Unas palabras para discutir o para señalar su defecto, que se ha señalado, pues estoy enamorado de Allium sativum Linnaeus por lo mucho que me ha ayudado desde niño y no se lo veo: el mal aliento. Vale, el aliento del ajo puede molestar, pero no para el que los ha comido o bebido pues de hecho el tema del aliento ajeno y propio deja de ser un problema. No te presentes a concursos de pedos ni de eructos porque pierdes fijo si disfrutas comiendo Allium sativum Linnaeus, ajos. Como se dice, el gusto es mío.

Teresa Bolsí Curro Romero Menina Botero Alcobendas #2d 23:30 live love perreo Fabrik Gunslingers | arte de hacerse el muerto #7d ants Fabrik
Share
17Nov/140

Inda golpea Podemos con 1 par de breves

Errejón 1.825 € mes universidad de MálagaErrejón 1.825 € mes sin dar ni palo

Apertura

El último en pegar la gran espantada ha sido el perdedor en las primarias de Ciudadanos contra Begoña Villacís, candidata a la autonomía de Madrid que ha regalao el gobierno a Cifuentes la del PP, y no tanto porque esté en descuerdo como por su desengaño al comprobar, por si hiciera falta, que Albert Rivera y ese tipo santones de banderín o #banderaca, pues no hay gran diferencia entre dirigentes nacionalistas de cualquier parte o credo que no sean las no menos temidas trifulcas entre ellos, lo que realmente quieren son palmeros.

núcleo irradiador

Los hermeneutas, algo así como tipos a los que no se entiende ni leyéndolos, y ese es su principal atractivo, pues descalifican a quien lo intenta a fuerza de impenetrables, llegaron a ser mafia dominante en el fétido a la par que plomizo panorama del bipartidismo, me refiero a la supuesta mayoría silenciosa o gente normal acrítica (al menos eso sí lo reconocen como falla que pone en peligro su hegemonía) al gusto de dirigentes a los que aplauden lo que sea, hasta cuando reconocen estrepitosamente sus errores como si el mismo acto de constricción llevara aparejada la solución, porque creen que es aplaudiendo a rabiar como se defiende o ensalza lo que sea suyo, pueblo, autonomía, partido, secta, a diferencia de los que intentan decir algo con sentido, aunque moleste. Pero es que además, si les sale mal, también acaba siendo culpa de los escépticos a ese tipo atractivos huecos. La hegemonía lateral debe ser algo parecido a los regidores del plasma, lo que llama Errejón gente ya convencida, y en la calle y en las estafas los ganchos de los trileros, que curiosamente se colocan escondidos en ruedos como los taurinos, tanto en los mítines como los platós, y no se los ve porque al fin y al cabo el mensaje de los santones debe sonar como el de los domadores de los circos, con su puntito emoción creciente. No soy de ese tipo público, ni menos actor o gancho, ni siquiera me gustan ese tipo espectáculo patético y menos los confundiría con asambleas, donde además de ciertos temas de actualidad permanente en el plasma de la caverna, también estaba prohibido aplaudir e imitar ciertas formas parecidas a las ceremonias y rituales religiosos, pero las veces que han salido noticias sobre el traslado de actos de figurones del plasma a las calles, e incluso a eventos como por ejemplo la gala principal del Carnaval de Tenerife que perpetraron Belén Esteban y su corte, se han saldao con fracasos en ocasiones escandalosos por el derroche, entre otras razones porque se transparenta la puesta en escena trucada como en algunas fotografías que se quieren hacer pasar por reportaje, y no siempre la gente que asiste a espectáculos en directo está dispuesta aparecer dejándose tomar el pelo por cualquier pelanas. Cuando leí el célebre tuit de Errejón se me vino a la cabeza la no menos célebre beca contrato con la que iban arreglar los #STOPdesahucios de Andalucía. Eso fue en noviembre 2014 y desde entonces tirios y troyanos han depuesto a Tomás y Jesús Gómez, Tania Sánchez, Monedero, Nacho González, Lucía Figar, Salvador Victoria, largo reguero de víctimas que demuestran que el problema que sea está dentro de las propias organizaciones. En realidad lo que los dirigentes y sus adláteres de confianza llaman error de comunicación es cuando pillan a alguno de los suyos y tienen que salir en su defensa sus palmeros desde el núcleo irradiador, 1 vez más ante la mirada perpleja de los que se supone tenemos que obedecer la orden del pastor de confianza del santón ni aunque no se entienda ni papa, pero que los farsantes y tramposos de la vida sean inconscientes del engaño que perpetran y cometan errores notorios como confiar en estafadores y evasores al fisco solo demuestra que en los países plagaos de ignorantes tienen las autopistas francas, mientras que los que intentan y a veces consiguen desenmascarlos, ni dios ni ayuda, como si se tuvieran que abrir paso a machetazos por selvas frondosas y al otro lao solo hubiera otra selva tan impenetrable como los tuit que no se entienden. Es por eso que los que deberían hacérselo mirar son los palmeros que de vez en cuando se rebotan airadamente, hasta el 20% de la militancia echó del PsoE Zapatero y aún están siendo capaces de contaminar lo que quedaba #indignados. Y sobre la pena que deba sentir cuando lo escenifican tan escandalosamente zafia como las interpretaciones de muchas películas españolas, pues ninguna, aunque algunas veces sí me regodeo en los desengaños no menos escandalosos a los engañabobos mientras me echo unas risas para mis adentros. Se trata del mismo dudoso encanto que dicen tener sobre ese tipo de público los tramposos siempre que se las peguen a otros. Mucho se ha especulao sobre las propuestas en materia económica, en general sobre las propuestas y el programa o programas de la joven formación política de la que se habla sin parar, como si también fuera otra jaula grillos o de grillaos de la casta, sus lacayos serviles y beneficiarios de los otros partidos, de los que al menos en apariencia escenifican su parafernalia. Claro que si saben distinguir los recibos de las facturas con detalles tan supérfluos como que no aparecen ni nombres ni datos y cuela. En realidad parece que se trata de 1 proyecto de investigación descabellao del que a duras penas se va sabiendo que la firma de nuestro amao sublíder Errejón se cotiza en los círculos universitarios por 5.475 € ca 1, pues son trimestrales se supone que para no abusar. A nadie se le escapa que el truco está en llevar al compañero al cielo que no es otro que Banco Central Europeo pasando por el de España. Imaginen lo que sería convertir hasta los billetes de 5 €, y con esos to los demás, en auténticas millonadas. Los esfuerzos por mantener en el máximo secreto, tanto la fecha trimestral como los detalles de tan valiosa pieza son para protegerla del conocimiento de indeseables y lumpen de los pueblos, aunque he estao indagando entre los conocimientos que tengo en la cuadrilla, y no se si para despistarme o para poner a prueba otra idea descabellada, dicen que van a firmar como Iglesias, Marx, Bolívar, Goya, Dalí, Chávez, Picasso, Valle Inclán, como los Galdós antiguos, pero solo la firma, que es lo que vale.
- Fíjate Belén Esteban o Zapatero, la gente se mata para que les firmen los figurones, qué culpa tenemos nos, y si no nos dejan poner la cara del logotipo del partido, pues la firma, dicen que dijo el Money en 1 videoconferencia entre despachos de la cúpula. También se vieron abocaos los camaradas a suprimir las asambleas, por más que ninguno de sus dirigentes pisaran nunca ninguna que no fueran las suyas entre amiguetes tomando cañas, en el caso que eso fueran asambleas. Y por supuesto, unas palabras para los que dicen que bromeamos tomándonos en serio amenazas de grupos que 1 de las cosas que están a su alcance son los apagones energéticos como en Venezuela, de los máximos productores de su materia prima principal que no es otra con petroleo, pues ahí están con candíl gracias a los camaradas. Aunque en algunas partes del planeta todavía se rompen ordenadores para tratar de borrar el rastro de la evasión de capitales y las estafas financieras, estaríamos hablando de 1 apagón informático de consecuencias impredecibles en los anteriores, pues aunque los cables telegráficos siguen tendidos por los mares, dependería de como hubiera sido gestionada su alimentación eléctrica cuando los dejaron de usar. Desde luego que si la casta podrida quiere seguir a lo suyo, con parecidos métodos y formas a los que están de moda, el no va más del éxito, siempre según sus propios cálculos o lo que sea eso, solo las zonas despobladas de Despeñaperros donde se sueltas los linces se pueden considerar verdaderamente libres de la lacra de la corrupción y eso que allí no vive casi nadie. Ya mandando Rajoy y habiendo sido expulsao de su carga y dando a conocer 1 de sus cuentas en Suiza, la banda de Mortimer, como se conoce a Marjaliza y Granados con altos cargos y funcionarios del PP$o€ habían pegao 1 palo de 2.500.000.000 € a los 40.000.000.000 € del tan cacareao plan de proveedores de Montoro que consistía en pagar facturas atrasadas de los ayuntamientos, que como no las tenían, pues ni siquiera se diferencian las facturas de los contratos y los presupuestos, se las inventaron convenientemente troceadas para que no superaran los 25.000 € ca 1, siendo más llamativo el número de facturas que el de actos, que además también brillaban por su ausencia. Pero cuando la corrupción más ahogaba a la cúpula dirigente lanzaron la cortina de humo de 1 joven inmaduro, y casi como si quisieran comprobar que la ignorancia y el lenocinio de no echar ni cuentas, aunque hubieran sido mal echadas y no tan falsas y fabricadas ex profeso como las de la #operacionPunica, con el principal argumento de que el muchacho era algo peliculero, pero sin decir ni 1 título ni secuencia en la que aparezcan escenas de espías de serficios secretos que van diciéndolo a to el mundo de modo amenazante, hasta amenazar con pegar 2 tiros se ha oído, o haciéndose selfies con famosos y al mismo tiempo declarar en programas de másima audiencia que quieren permanecer en el anonimato. Si eso cuela es fácil entender que ladrones y facinerosos de to el mundo habían encontrao su panacea del engaño, el Dorado de los antiguos, de forma que a poco que chapurrearan 1 poco la lengua ya podían intentar el timo de la estampita y el tocomocho con paisanos que confiaban los ahorros de sus vidas a tipos que llevan #elperro a sus despacho solo por que son familia de dirigentes de la casta, casi con los mismos vínculos que el camarada Errejón a cuya inteligencia o más bien a su valiosa firma se encomendaban las ilusiones de salir de to eso, pero de momento solo él y el que descubrió tan portentosas facultadas. Como tarde o temprano sería descubierto el trazo grácil de nuestro camarada, alguien pensó que para evitar las falsificaciones se debería mezclar la tinta con esporas de #seTas en descomposición como el país entero, lo que no hubiera sido mayor problemas si no se hubieran enterao los ecologistas que nos convencieron que con esos sueldazos, más los gastos en vestuario para aparecer en las tertulias, rápidamente pondríamos bajo severa amenaza las especies como los linces que idearon semejante plan realmente descabellao si no hubiera salido de donde se supone.

la música disco vuelve a su templo | ¿quién lleva la batuta?

Naked shot selling golpes bajos populistas Vs populares 1er asalto metamorfosis Nicolás Fran Amanita muscaria Chinches de las conciencias tablero digital Destornillador de Calatrava en Madrid espejito mágico | black mirror
Share
8Nov/140

EL ESTAFERMO @pedroj_ramirez

Cartas de un arponero ingenuo

Lenguaje callao de los barcos Otros Prestige Lenguaje callao de los barcos Otros Prestige Lenguaje callao de los barcos
publicada por cortesía Pedro J. Ramirez en solidaridad 9 de noviembre 2014

Poco antes de ahorcarse en la calle del Farol Viejo –“la más oscura que pudo encontrar”, según Baudelaire- el extravagante Gérard de Nerval, famoso entre los parisinos por su costumbre de sacar de paseo a su langosta cual si fuera un caniche, escribió algunos de los relatos más inquietantes de la literatura decimonónica.

En uno de ellos aparecía un pobre hombre que sacaba pecho ante su esposa porque había logrado un contrato como estafermo, en un remedo de las viejas justas medievales. Llegaba a casa medio tullido, más vapuleado que un Ecce Homo, pero orgulloso de haber arreado algún que otro guantazo a personas distinguidas, por mor de las leyes de la física.

Originariamente el estafermo era un muñeco giratorio, firmemente plantado en un lugar de la pista del torneo –de ahí la etimología italiana: “sta fermo”-, que enarbolaba en un brazo un escudo y en el otro, igualmente rígido, una correa con bolas de hierro o saquillos de arena. Los lanceros debían impactar al galope en el escudo y escabullirse con la suficiente rapidez para no ser golpeados por la espalda, e incluso derribados, por esos objetos contundentes que ellos mismos activaban con su ímpetu.

La naturaleza del estafermo residía en su carácter inerte, en su falta de iniciativa, en su abulia existencial, en su condición tan yerma como yerta, en contraste con la vitalidad actora del jinete. En definitiva tanto el premio, al golpear el escudo, como el castigo, al girar al monigote y convertirlo en traicionero bumerán, dependían del difícil equilibrio entre la contundencia y la agilidad del caballero. Ya en 1611 Sebastián de Covarrubias escribía que el estafermo “algunas veces suele ser un hombre que se alquila para aquello… con que da de reír a los que miran”. Claro: mucha más gracia que el muñeco con apariencia de persona, hace siempre la persona con apariencia de muñeco.

Pero si aconsejo acudir a Manzanares el Real, Ferrol o algún otro lugar en los que aún se revive la tradición medieval del estafermo no es para ejercitar la risoterapia sino el análisis político. De hecho fue al ver funcionar el mecanismo en una película de época cuando yo mismo encontré la respuesta al enigma que venía obsesionándome: ¿Cómo es posible que Rajoy tenga tan merecida fama de indolente en el ejercicio de sus responsabilidades y aparezca a la vez rodeado de una aureola de implacable liquidador de antagonistas, a medio camino entre el misterioso anfitrión de la isla de los Diez Negritos y el expeditivo señor Lobo de Pulp Fiction?

Ese modelo no existe en la vida. Nadie es tan zambo para la construcción y tan virguero para la destrucción. El pasmarote lo es igual para lo malo que para lo bueno y el hombre de acción nunca deja de romper huevos al tratar de hacer tortillas. Sólo el estafermo se mueve estándose quieto. Ese es, o más bien eso es, al fin he visto la luz, el Rajoy que nos gobierna: una veleta manejada por el viento, un diapasón que reverbera sonidos externos, un gong sobre el que golpea el mazo ajeno, un pelele en el torneo político que sirve en la misma carambola de saco de las bofetadas y títere de cachiporra.

En el fondo tiene razón cuando desvía las culpas de todo a los demás. Porque el Rajoy ejecutivo no existe, no ha existido jamás. A ver, que alguien recuerde algo de provecho o algún destrozo notorio que hiciera como presidente de Diputación, ministro de esto y de lo otro o vicetodo. Rajoy somos los otros: nuestros errores y fracasos, nuestras autodestructivas reglas del juego que han parido una encastada cupulocracia. De la ausencia de los mejores pasamos primero a la presencia de los peores, luego a la nada con gaseosa y en este mascarón de proa ya ni siquiera quedan las burbujas.

Fue al permitir que los partidos usurparan nuestros derechos de participación política cuando fuimos inventando al Rajoy inanimado, el autómata sin iniciativa, el papamoscas de la catedral de Burgos, el hombre sin atributos de Musil, relator de una acción paralela que nunca llega a ocurrir. Ese artefacto, ahí plantado como un guardia urbano con sus guantes, su porra y su silbato, que cuando menos lo esperas te da una leche por la espalda. Pero no es él sino tú mismo con tu exceso de velocidad, tu despiste ante el semáforo en ámbar, tu medio sorbo de alcohol en sangre o tu claxon demasiado ruidoso quien activa el radar del robot, la desalmada retribución del estafermo.

Aznar lo fue llevando de un sitio a otro, plantándolo ora en Administración Territorial, ora en Cultura, ora en Interior sin consecuencia alguna para el Estado. Luego lo eligió sucesor precisamente por eso: porque no existía. ¡Y claro que tampoco fue Rajoy quien ideó, inventó, imaginó o diseñó –palabras ignotas en su léxico- la corrupción en Génova! Pero si se repartían sobresueldos, él ponía la mano, cogía la caja de puros y mañana más; si se cobraban mordidas, él recibía al donante, hablaban de fútbol y mañana más; si el tesorero millonario se veía en apuros judiciales, le mandaba mensajitos de apoyo y mañana más. No iba a ser un estafermo quien alterara el curso de los astros.

El suyo era un escuálido sol de invierno abocado a un fulminante ocaso. En la campaña de 2008 me di cuenta de que hasta en la Plaza del Obradoiro, cuando se le acercaban cariñosos sus paisanos, el rígido autómata, incapaz de toda empatía, movía con dificultad sus articulaciones oxidadas. Bastó que enfrente tuviera a un ser humano, lleno de imperfecciones pero con cierta sangre en las venas y razonable riego cerebral, para que por segunda vez fuera noqueado. No quedaba sino la hierática despedida del balcón de Génova.

Pero esa noche cuando Faetón ya encerraba su carro en la estrellada cochera y se aprestaba a enviar a la hojalatería aquellas chapas, cables y tornillos de su recogida póstuma, tres compinches muy dispares –Gallardón, Arenas, Camps- y un avariento e insaciable Strómboli, empeñado en extraer hasta el último euro negro de su imaginativo invento, “la marioneta sin hilos”, convencieron a un prejubilado vocacional, con igual nombre que el estafermo, para que ocupara su lugar. Y lo alquilaron enseguida.

Ahí fue cuando se jodió el Beluchistán. Diríamos que Rajoy empezó a hacer de Rajoy como Pierre Menard comenzó a escribir el Quijote. En ambos casos la copia fue escrupulosa pero la diferencia estaba en el original y el amanuense: lo que va de Arriola a Borges. La catástrofe sobrevino cuando el humano cejialto sucumbió en Pearl Harbor, el PSOE sacó del desván a un paquete perdedor, y el sosias del maniquí barbudo llegó a la Moncloa con mayoría absoluta.

Apenas los serviles ministriles, embutidos en sus refulgentes libreas de colores, habían hecho sonar las trompetas y atabales que anunciaban el inicio de la justa cuando, sin comerlo ni beberlo, el estafermo nos propinó su primera descomunal galleta. Resultaba que el déficit público y las exigencias europeas habían impactado en el escudo y el Rajoy de carne y hueso que, como el personaje de Nerval se pavoneaba ya en familia, reaccionó con el mismo automatismo con que lo hubiera hecho el Rajoy de madera de alcornoque: impuestazo y tente tieso. Poco después los etarras golpearon el escudo con los aldabonazos de los siniestros compromisos adquiridos y el brazo rígido del estafermo repercutió sobre la parte de atrás de la cabeza de las víctimas, reinsertando a sus verdugos, incluido el abominable Bolinaga.

Desde entonces todo ha seguido la misma pauta. Tenía razón Lucía Méndez el otro día: Rajoy ha nacido para hacer de Rajoy. Nunca podrá imitar a otro muñeco. El día que lo parieron Proteo se había ido de parranda. Fijémonos en el maquinismo de su conducta inane durante este último remedo de rebelión de los catalanes: convocatoria, impugnación… convocatoria, impugnación… ding, dong… ding, dong, PF1 insertar. “No puedo hacer otra cosa”, alega el estafermo. Cada vez que oye “dominus vobiscum”, va y responde “et cum spiritu tuu”.

Ahí tenemos al brazo listo y al brazo tonto de la ley, empalmados en un mismo priapismo. Por eso lo de hoy está a la vez prohibido y permitido. ¿Política… quién dijo política? ¿Reformas… no las hicimos ya en Genova? ¿Artículo 155… a qué libro de salmos pertenece eso? Cada vez que habla en público se escucha la misma canción: “Soy tan sólo una muñeca que no sabe de amor/ soy de cera, soy de trapo, pero no de salón/ Mi vida es dulce como un bombón/ Poupée de cir, poupée de son”.

A pesar de su leyenda negra, ni siquiera es un malvado. El mal necesita esmero y diligencia. Si te da con la estaca es por inercia. Le sacas los SMS en portada y eres tú mismo el que activas, con ese idealismo que te lleva a ir a por todas sin cubrirte las espaldas, el código rojo de las defensas nucleares que manejan al unísono el poder político y el económico. ¡Cuántos de los implicados en mi acoso y derribo no se arrepentirán ahora, a la vista de este CIS que augura lo peor, por haber desaprovechado aquella ocasión en la que tuvieron a huevo rescindirle el contrato al estafermo!

Dice Pérez Reverte que “Rajoy parece una liebre paralizada en una carretera ante los faros de un automóvil” y yo disiento. La parálisis requiere movimiento previo. ¿Rajoy una liebre, querido Arturo? Ni a conejuelo de gazapera llega ¿Cuándo le has visto brincar, recortarse, emprender carrera alguna hacia ningún sitio? Para mí que es el crustáceo exánime, esa palinurus interruptus, que arrastraba Nerval simulando que había tracción entre sus pinzas.

La ansiedad social por el hecho de que Rajoy no reaccione ante ningún desastre recuerda el momento del reinado de Carlos II en el que se decía que el monarca tomaba decisiones bajo el influjo de un encantamiento. El remedio fue, según relata Carmen Sánz Ayán en su fascinante estudio sobre el teatro palaciego de la época, encargar un comedia, titulada “El hechizo sin hechizo”, en la que “se desmitificaba la magia como algo que pudiera determinar la conducta del ser humano”. La representación acreditó la verdad. Nadie había suministrado a Carlos II filtro o bebedizo alguno -en realidad no hacía falta- pero aquel último Austria, tan débil de voluntad como de remos, pasó a la Historia como “El Hechizado”.

No le demos más vueltas. Esto ya no se arregla a bocinazos. El estafermo siempre permanecerá estólido en su estrago. Lo suyo no es coyuntural sino ontológico. En lo que sí tiene razón Pérez Reverte es cuando añade que “lo malo es que nos van a atropellar a todos”. Por eso no veo más salida de emergencia que la de la calle del Farol Viejo, tal y como la dibujó Gustavo Doré, con la trompetera parca arrastrando hacia al más allá no sólo el alma del finado sino también las de todas sus hechuras de ficción.

Share
2Nov/140

espadas en alto

Antena parabólica Mycena purpureofusca Coprinus comatus Alamo blanco, Populus alba Eivissa, la isla del bar

- Nuestras mismas ideas nos parecen hostiles en bocas ajenas, Antonio Machado y además que cualquier caminito nos lleva por derecho al olvido, pero casi todos los fabricantes de hardware y software informático, en especial los de pago, se empecinan en hacernos pasar por el aro de lo que ellos mismos desprecian y a ser posible pagando, hasta a los que customizamos, adaptamos lo que nos valga de lo que van desechando, aunque solo sea pa lo nuestro, pero a base librarnos del tedio de lesiones, fichajes y cocineros, aunque sea montaos sobre finos tacones, lo que sería digno ver en los cursillos universitarios que imparten. ¿Van a intentar vendernos otro nuevo dispositivo móvil pa ver más Tv? ¿Se va a seguir pagando por ver otra vez a Bisbal pegando saltos? Eso se creen o quieren que se crea, como si las cosas que se aprenden trabajando o en los estudios forzaos luego se olvidaran hasta el punto volver a caer siempre en las mismas trampas. Las base datos relacionales son anteriores a Internet y puede que incluso sean su fundamento. Cualquiera que haya trabajao en las más sofisticadas que se conocen, siempre lo son en las empresas principales casi por necesidad, pues de otra forma no lo serían, volvemos a lo mismo: el procedimiento consiste en cruzar los datos. Los navegadares realmente se petan con las incongruencias y contradicciones que observan a su paso o en su trasiego, entre otras la acumulación puntual de tráfico y los twitteros que ven la pantallita blanca de aviso que anuncia penalización, falta, PENALTY deberían saber que solo afecta a su punto de cruce de datos, que es la IP o URL desde la que se conectan en el momento previo al que probablemente van a ser expulsaos si siguen haciéndolo tan mal. Pero sin mayor problema: dependiendo de cómo sea la cosa apenas se trata de reiniciar el navegador, el propio equipo o el enchufe y vuelta a empezar. En los 1º momentos de Internet, y durante lustros, es posible que todavía ser @internautas obligaba a ser programadores. Lo exigía el propio medio de medios, compendio y desarrollo máximo de los conocidos hasta el punto que algunos todavía encontramos gusto en la reinstalación de softwara y hardware, aunque en su mayor parte ha ido enfocao a que prácticamente lo pueda hacer cualquiera del modo más fácil que se haya encontrao. La paradoja más deslumbrante es que los programas mejoran con el uso, pues son conexiones parecidas a las neuronales que se establecen entre los dispositivos que se reconocen de 1 vez pa otra de modo invisible, asentándose poco a poco. Cuando esos recursos se gastan en mostrar contínuas insidias y tediosas molestias parecidas al Clippo, la cosa más odiada de Internet, tamto peor pa las empresas que a eso se dedican con cinismo, las mismas que llaman ley de protección de datos a traficarlos y aún pretenden cobrar por administrar lo que ni siquiera es suyo.
#unfalert Halloween

Share